Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
Belorado / Secuelas de la Feria Alfonsina

Los hosteleros estudian acciones tras la visita de la Inspección de Trabajo

J.A.H. / Belorado - martes, 7 de junio de 2011
El alcalde señala que una feria poco tiene que ver con el desarrollo de una actividad económica y solicita reunirse con la subdelegada del Gobierno para conocer los motivos de la inspección

La actuación de la Inspección de Trabajo durante la Feria Alfonsina y las posibles sanciones por las siete u ocho actas de infracción levantadas siguen generando malestar en la villa y en el sector de la hostelería, cuyos profesionales se reunirán mañana para estudiar posible medidas ante una situación que califican de «agobiante» y desproporcionada. La Asociación de Comerciantes y Empresarios (ACE) también ha mostrado interés en participar en las medidas que se acuerden.

Además de la movilización de los hosteleros, el alcalde, Luis Jorge del Barco, ha solicitado reunión con la subdelegada del Gobierno, Berta Tricio, para conocer los motivos de la inspección en un domingo y dejar claro lo que es una feria, «una jornada especial en la vida de un pueblo, y lo que es el desarrollo habitual de una actividad económica». Del Barco, preocupado por esta inusual situación, considera que esta situación «puede ofrecer una imagen que no es la del día a día en la hostelería de Belorado. La actuación del sector hostelero es de colaboración, como la de otros sectores productivos, para mostrar nuestra singularidad turística, historia, comercio y gastronomía».

La mayoría de los vecinos piensa que la actuación de la Inspección de Trabajo fue «provocadora y desproporcionada», lo primero, porque ante un numeroso público cualquier medida de control siempre encierra riesgos, y, lo segundo, porque en jornadas extraordinarias y excepcionales no debe romperse la imagen que, un pueblo y todos sus habitantes, desean ofrecer al visitante. Hay otros vecinos, los menos, que exigirían otra inspección de Sanidad y una tercera de carácter Fiscal, pero no en la Feria Alfonsina, sino para todas las muestras que forman parte del calendario ferial anual.

Unos y otros, con más o menos vehemencia, recriminan la deficiente contratación general en el sector hostelero, aunque al final el razonamiento que prevalece es que «una feria en el medio rural no podría celebrarse sin el que lleva el tambor, el que hace de rey o de vasallo, y sin la colaboración de los hosteleros, que crean ambiente y subvencionan actividades, al margen de ganancias y pérdidas».

En todos sobre vuela un doble interrogante: ¿ha sido motu proprio de la Inspección? o, por el contrario, por la voluntad (chivatazo) de alguien concreto.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol