Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
Belorado

La Junta declara Bien de Interés Cultural las minas de Puras de Villafranca

DB / Burgos - viernes, 18 de febrero de 2011
Le otorga la categoría de conjunto etnológico por su «relevancia y singular testimonio histórico en la extracción de manganeso»

El complejo minero de Puras de Villafranca, en Belorado, es un referente en la provincia de recuperación del patrimonio industrial para usos turísticos. Cuando el pasado mes de noviembre se inauguraba oficialmente este proyecto y se abría a los visitantes, después de un arduo trabajo de recuperación, que ha supuesto una inversión de más de 700.000 euros, ya planeaban los ecos de una pronta declaración de las minas de manganeso como Bien de Interés Cultural (BIC).

Han pasado tres meses desde entonces y ayer el consejo de Gobierno de la Junta aprobaba dicha declaración con la categoría de Conjunto Etnológico, delimitando también la zona afectada por la declaración. Según la declaración, esta delimitación comprende un amplio espacio «donde se localiza un relevante y singular testimonio histórico material e inmaterial de la extracción de manganeso y su incidencia en el espacio y territorio, de forma que permite reconstruir física y mentalmente las relaciones sociales y de trabajo que se establecieron en el lugar en una época determinada». Esos son los valores que la administración regional considera relevantes para su catalogación como BIC, premiando asimismo el esfuerzo del ayuntamiento de la villa beliforana, impulsor del proyecto de recuperación de este patrimonio industrial para su explotación turística y como elemento dinamizador de la comarca. En ese objetivo, han colaborado a lo largo de los últimos años , además, la propia Junta, la Diputación Provincial y Adeco-Bureba.

musealización. Puras de Villafranca, pedanía de Belorado situada en el borde nororiental de la Sierra de la Demanda, atesora, según describe la declaración de BIC, diversas explotaciones de manganeso «que constituyeron la explotación más importante de Castilla y León y probablemente la más antigua de España».

La actividad minera comenzó en 1800 y finalizó en los años 1960, dejando un paisaje característico, consecuencia del aprovechamiento minero y de lo que fue una importante actividad económica y social en este territorio.

El conjunto conserva las galerías mineras y elementos vinculados a la explotación, como escombreras de mineral, catas, pozos, bocaminas, lavadero de manganeso, polvorín, barrenos y oficinas de pagaduría. También con construcciones vinculadas con la vida tradicional local como el horno comunal de pan y el molino, lo que permite conocer aspectos de la sociedad, la evolución de las explotaciones mineras, la seguridad y los sistemas de transporte.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol