Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
Santiago Sáez • Presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Belorado y Comarca

«Las zonas rurales pueden ayudar a salir de la crisis»

B.G.R. / Burgos - sábado, 12 de junio de 2010
Este autónomo propietario de un centro de formación con sedes en Burgos y Belorado, es el representante de los empresarios de la comarca Oca-Tirón desde el año 2004

Este autónomo propietario de un centro de formación con sedes en Burgos y Belorado, es el representante de los empresarios de la comarca Oca-Tirón desde el año 2004, momento en que el colectivo decidió unir sus fuerzas en una asociación que actualmente cuenta con 78 miembros. El próximo miércoles será una de las voces que se escucharán en el encuentro empresarial que la Cámara de Comercio celebrará en la villa beliforana dentro de su programa Balconada a la provincia. Confía en que esta cita sirva para poner de manifiesto el potencial que ofrece el medio rural.

Qué supone para el empresariado de la zona la celebración de este encuentro?

Nos va a servir para enseñar todo el comercio y la industria de la comarca y también para reivindicar ciertas necesidades para que ésta se desarrolle mejor.

¿Y qué se espera de esta cita?

Espero que todos los que vengan se den cuenta de que las zonas rurales, además de ofrecer mejor calidad de vida que las urbanas, pueden ayudar a salir de la crisis. Hoy en día las empresas no pueden absorber toda la mano de obra especializada que hay, pero sí que pueden hacerlo aquellas zonas en las que falta esa industrialización.

¿Cuáles son las principales necesidades de la comarca?

Básicamente de infraestructuras viarias, sociales, de telecomunicaciones y de energía. También aprovecharemos la ocasión para reivindicar una apuesta firme y directa de todas las instituciones para ayudar tanto a los empresarios que quieren instalarse aquí como a aquellos que no saben dónde ubicar su empresa; que de alguna manera ayuden a fomentar el entramado empresarial de la zona rural.

¿En qué medida afecta esa carencia de infraestructuras al desarrollo de la comarca?

Lo primero que hace cualquier empresario es valorar las posibilidades de desarrollo de su negocio. Nuestra zona está en un lugar privilegiado, en el triángulo de Logroño-Vitoria-Burgos, pero el no contar con una correcta infraestructura viaria dificulta que salga la producción. Luego están las telecomunicaciones, ya que nuestras líneas de ADSL y la cobertura de red es más baja en esta zona que en otros lugares. Y, además, si no hay energía eléctrica suficiente las empresas también se van a echar atrás.

La comarca está muy tocada por la crisis con el cierre de empresas del sector textil y maderero. Parece que tan solo se salva la minería.

Además del comercio que puede llevar el Camino de Santiago, esta zona se ha caracterizado por esos dos sectores. Pero el textil, por la crisis y los países asiáticos, se ha visto abocado al cierre. Pradoluengo está sufriendo como muy pocas localidades burgalesas; de hecho es el pueblo que más población activa ha perdido en los dos últimos años. Eso es muy duro. La madera también está sufriendo la crisis, aunque afortunadamente contamos con empresas especializadas que se mantienen. Gracias a esas industrias madereras y a la minería contamos con un motor económico, unido al turismo relacionado, principalmente, con el Camino de Santiago. Aquí no podemos decir, como sí ocurre en otras zonas, que podemos vivir del turismo.

¿Y ese turismo jacobeo no deja dinero?

Sí, si deja, porque es un goteo continuo. Aunque se están haciendo verdaderos esfuerzos, como en el caso del complejo minero de Puras de Villafranca, el turismo de esta zona no puede luchar todavía con el de otras, no tenemos un nombre.

No es Covarrubias...

Eso es y nos falta mucho.

¿Qué debe hacerse para conseguir un nombre?

Necesitamos publicidad, pero sobre todo desarrollo industrial. Con eso viene todo lo demás. Si tenemos ingresos irá creciendo la hostelería y los servicios, que atraerán a turistas.

¿La N-120 no es también un freno a ese desarrollo turístico?

Es un lastre en todos los sentidos. No solo para el desarrollo turístico, sino también para el industrial y el avance social. Si mis hijos crecen en el pueblo y hay buenas comunicaciones, podrán vivir aquí y estudiar en la capital. Entiendo que son momentos difíciles, pero no que se deje de trabajar en el desarrollo. Cualquiera de nosotros sabe que la única forma de salir adelante es invirtiendo y arriesgando.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol