Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
Tosantos

La iglesia de San Esteban luce su restauración en el Año Jacobeo

J.A. de Hoyos - martes, 23 de marzo de 2010
Las obras en el retablo barroco del siglo XVII, la renovación de los bancos y la instalación de calefacción han sido posibles gracias a las aportaciones de los vecinos y la ayuda del albergue

La iglesia de San Esteban ya luce todo su esplendor tras las obras de restauración llevadas a cabo gracias a las aportaciones de los vecinos, la ayuda del albergue jacobeo parroquial y lo depositado en el cepillo de la ermita de la Virgen de la Peña. De no ser por esos donativos, el párroco de Tosantos, Raúl Abajo, no hubiera podido afrontar los arreglos del templo parroquial, cuya intervención era necesaria y urgente para adecuarlo a su doble función, de acogida y culto.

Para los habitantes de la localidad y del entorno resulta incomprensible que no haya apoyos instituciones para el mantenimiento de edificios, religiosos o civiles, emblemáticos por su valor arquitectónico, por su ubicación en el Camino de las Estrellas, como este caso, y por cuanto representa su imagen para todos los vecinos, así como para quienes transitan por el Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad. Los vecinos han suplido esa falta de recursos económicos para poder acometer unas obras con sus propias aportaciones porque Tosantos para ellos no sería igual sin su patrimonio artístico y religioso, cuyos focos principales son San Esteban, su ermita de la Virgen de la Peña y su albergue de peregrinos. Bien lo saben quienes se encargan de "mimar" estos lugares: vecinos, especialmente vecinas, que emplean su tiempo libre; el hospitalero, que sin ánimo de lucro, recibe al visitante y el sacerdote que, consciente del paso del tiempo, toma la mejor decisión: invertir para que el futuro del lugar no sea muy distinto a su pasado más reciente.

Raúl Abajo, consciente de las necesidades del templo parroquial, juntó todo su "poderío económico" y cuanto le ofrecieron y se enfrentó al gran reto: restaurar al máximo los elementos del templo y cambiar lo que presentaba ya un estado de total deterioro. Así, desmontó el retablo barroco de principios del siglo XVII y lo trasladó al Taller de Restauración Diocesano en Burgos, donde se ha restaurado, colocándolo posteriormente en la pared como estaba en su origen, limpio de aderezos y adornos posteriores; los bancos, ya desvencijados, han sido renovados con unos nuevos que han construido en el Taller de Cáritas de Aranda de Duero; se ha pintado el interior del templo, la megafonía se ha cambiado y se ha dotado de calefacción para que, incluso en el período invernal, se pueda estar cómodo en el templo.

Tosantos cuenta con "nueva" parroquia, más acogedora que antes, más digna para quienes la utilicen y mejor preparada para recibir a quienes pasen por esta localidad jacobea al pie de la N-120, un año en el que se espera un gran número de peregrinos, al ser Año Santo Jacobeo.

Así, los vecinos de Tosantos ya celebra con "júbilo" su pequeña, pero importante aportación al embellecimiento de la "calle mayor de Europa".

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Real Madrid 2 Barcelona 0 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol