Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
Santo Domingo de Silos

Santo Domingo de Silos celebra por undécimo año la "Fiesta de los Jefes"

ICAL - martes, 26 de enero de 2010
El pueblo recuerda su liberación de una invasión musulmana al simular que las llamas habían arrasado Silos

La localidad burgalesa de Santo Domingo de Silos celebrará el próximo fin de semana, 30 y 31 de enero, y por undécimo año consecutivo tras su recuperación, una nueva edición de la tradicional "Fiesta de los Jefes", que contará con la participación de medio millar de personas. Los actos recuerdan la leyenda que cuenta que la villa se libró de la invasión musulmana al simular que las llamas habían arrasado Silos.

Al mediodía, la comitiva se dirigirá al domicilio de cada jefe, donde se ondeará la bandera y se invitará a los presentes a disfrutar de un moscatel y unos dulces. Después, los jefes y sus acompañantes acudirán a la Abadía Benedictina, donde serán recibidos por el abad del Monasterio de Silos, Dom Clemente Serna. Minutos después, la comitiva se trasladará a la plaza Mayor para asistir al pregón de la fiesta, que en esta ocasión corre a cargo de la periodista Mara Torres.

Los cientos de asistentes, algunos de los cuales irán especialmente ataviados para la ocasión, tendrán que esperar hasta las 17 horas para poder disfrutar del acto más llamativo de la jornada, "Las Crestas". Se trata de una prueba ecuestre en la que participarán casi 20 jinetes, que intentarán hacerse con la cresta de los gallos, con chorizos y con morcillas que se cuelgan entre dos casas de una céntrica calle del pueblo. Más tarde será el turno de "La carrera de San Antón", en la que los jinetes cabalgarán a gran velocidad por las calles de la villa.

La primera jornada concluirá con el espectáculo "Silos en llamas", en el que se encenderán hogueras por los distintos rincones de Santo Domingo de Silos para simular que la villa era pasto de llamas. Además, los más jóvenes, cargados de cencerros, imitarán una ruidosa estampida de animales con el propósito de evitar el intento de asedio del enemigo. De este modo la estrategia dio sus frutos y el invasor se retiró al creer que la localidad estaba ardiendo. Más tarde, llegará el momento de la música con un baile tradicional castellano amenizado por "La charanga folk" y una cena de hermandad.

El domingo será el turno de las "Benditas Ánimas", con la celebración de una misa dedicada a los silenses difuntos, después de la cuál se procederá a entregar los despachos a los "Jefes". Ya por la tarde, los "Jefes" seguirán de luto y el rezo del rosario estará acompañado del resonar de tambores. Los actos concluirán con la exaltación de los dulces nombres de Jesús y María.

La leyenda

La leyenda cuenta que un ejército de moros sitió la villa burgalesa y, ante la desigualdad de las fuerzas encontradas, un vecino del pueblo planeó simular un incendio y con él la destrucción de todos los bienes que hubiera en el pueblo. De esta manera el enemigo daría por inútil cualquier intento de asalto.

Para reforzar el plan liberaron el ganado y los tambores no dejaron de sonar en toda la noche. Los moros, ante el dramático espectáculo, no se atrevieron a entrar y se alejaron de la localidad. Desde entonces, el recuerdo está presente entre todos los vecinos y año tras año el "Capitán", el "Cuchillón", el "Abanderado", y el "Tamborilero" salen a la calle.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol