Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

PROVINCIA

Entre fuelles, tenazas y martillos

J.A.H. / San Miguel de Pedroso - viernes, 5 de julio de 2002
El artesano de la forja Saturnino Moral, de San Miguel de Pedroso, expone a partir del lunes sus trabajos en los salones del consistorio

Dionisio, padre de Saturnino, y herrero desde tiempo inmemorial en Villagalijo, cubría las necesidades de todos sus vecinos con su buen hacer con el martillo y la fragua. El hierro no encerraba secretos para él y de sus manos salían todos los artilugios que remendaba. De todo ello aprendió lo fundamental Saturnino Moral, el esfuerzo y uno de los oficios que le rentaría mayores satisfacciones en su vida activa y en su jubilación.

Fue su antecesor quien aleccionó a Saturnino en las labores de forjar metales, una forja pura y dura, basada en el calentamiento de material férreo para darle formas útiles o caprichosas, según fuera la creación que se deseaba, y trabajada con tenaza y martillo manejados con destreza.

EXPERIENCIA

Hasta los 17 años estuvo en el domicilio familiar de Villagalijo y, de aquí, Saturnino marcharía a Villafranca de Oria, en donde aprendió en una escuela de artes y oficios lo que desconocía de mecánica, y pasó tres años más en un taller mecánico poniendo en práctica sus nuevos conocimientos.

Conoció por aquellos días a Carmen Sevilla, su mujer, no la folclórica, aunque cantando no desmerezca en absoluto, que colmó de felicidad a Saturnino. Ella es natural de San Miguel de Pedroso y, teóricamente, sabe de forja tanto como su marido, por lo que le gustan sus trabajos y porque los admira con sentida devoción.

Mejoró su situación pasando a Zumárraga (Guipuzcoa), a una empresa mucho mayor y lugar en el que nacieron sus dos hijos: Francisco Javier y Yolanda. Añorando su «patria chica», acabó trabajando en la cercana localidad de Santo Domingo de la Calzada, y después de cinco años en La Rioja volvió a Burgos con una gran experiencia lo que le permitió jubilarse hace unos años con una digna pensión, que, en la actualidad, le permite entregarse de lleno a su gran afición: la forja, la enseñanza de su ejecución y el capricho personal de retorcer hierros artísticamente.

Mil anécdotas puede contar este activo jubilado de sus experiencias en los pueblos donde ejercía como herrero su padre y que con él mismo recorrió atendiendo a sus clientes. Los pagos de sus trabajos se compensaban por medias fanegas y yuntas.

«La fragua -comentó Saturnino- era el lugar de reunión, allí se debatían los problemas y se contaban historias, al calor del carbón y saboreando unas patatas asadas con un buen porrón de vino; no había cantina ni club de jubilados, en la fragua se cocía todo, mientras el herrero continuaba su trabajo».

AHORA

Saturnino colabora con la Asociación El Priorato de San Miguel de Pedroso, donde reside en la actualidad. En los meses de invierno realiza tareas docentes, eso sí, en la fragua que es lo suyo. Al finalizar los cursos, todos los años, exponen sus trabajos en una muestra que obtiene un importante registro de visitantes de la comarca y provincia. La asociación de la tercera edad tiene a Saturnino como uno de sus mejores colaboradores.

Este artesano tiene un pesar profundo por la escasa colaboración de los entes públicos. La forja es dura y con un riesgo alto, exige tener cubiertos los riesgos con un seguro de accidentes que podría estar subvencionado, al igual que los materiales esenciales para el aprendizaje de quienes asisten a los cursillos.

Por todo ello, nos parece que Saturnino pide poco en compensación con lo que entrega, todo su tiempo y todo su saber, de forma altruista y exclusivamente condicionada a sus posibilidades que son harto menguadas para cuanto él desearía ofrecer.

Otras muestras programadas

Los trabajos artísticos con hierro de Saturnino Moral abrirá el programa de exposiciones organizadas dentro del verano cultural de Valdorros, pero a ésta le seguirán otras de pintura, labores de crucetilla, tallas en madera, entre otras.

La siguiente muestra, que acogerá los salones del edificio consistorial, será la de bodegones de la artista amateur Ana Sierra. Esta burgalesa expondrá sus últimos trabajos pictóricos a lo largo de toda la semana. Ésta exposición dará paso, a partir del 29 de julio, a la de labores de crucetilla realizados por María de las Viñas. Llegados desde Madrid, la autora exhibirá diversos trabajos de mantelería, cuadros, delantales, así como bandejas realizados con máximo cuidado y al detalle.

Tras la muestra de dibujos realizados en el transcurso del concurso para niños y adolescentes, el consistorio volverá a albergar a partir del 12 de agosto una exposición de tallas artísticas de madera realizadas por Florentino Lobato.

La última iniciativa cultural, que abrirá sus puertas a partir del 26 de agosto, será la exposición de trabajos manuales y de cerámica elaborados por los participantes dentro de los cursos desarrollados en verano.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Real Madrid 2 Barcelona 0 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol