Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Miranda
Adicciones

Vivir otra vez seis años después

F.V.R. - lunes, 25 de octubre de 2010
Vanesa ha bajado hasta el infierno pero salió y ofrece su testimonio para que la gente deje de mirar a otro lado con las adicciones

Vanesa probablemente no imaginó jamás que iba a pasar por el infierno pero cuando estaba dentro también tuvo sus momentos en los que pensó que jamás iba a salir. Pero salió. El presidente de Aremi Rafa Sánchez tuvo noticias sobre el estado en el que se encontraba ésta aún joven y guapa mirandesa un año antes de que como él mismo dice «me la trajeran» y es que era «como una niña, estaba bastante destrozada y pesaba 41 kilos».

Por aquel entonces, cuando tomó contacto con el colectivo, ella tenía 23 años pero consumía desde los 18. Vanesa confiesa que comenzó con el alcohol «y luego con todo tipo de sustancias. ¿Por qué se empieza? Pues no lo sé. Al principio se te hace parte de la rutina, coges una cosa y luego la otra y después se convierte en algo tan importante que ya no sales sin ese tipo de sustancias porque sientes que no te diviertes», recuerda, y agrega que «poco a poco empiezas los fines de semana, luego una cena, y después llega un día en el que te encuentras consumiendo todos los días de la semana».

Vanesa confirma que «cuando estás adentro, la droga es la que te controla a ti, tú no controlas nada, nada. Mi familia sabía. Llevaba un año en que mi deterioro físico era tan grande que eran conscientes de qué tenía, que tipo de consumo tenía y a qué niveles», dice.

Rafa aporta que los padres ignoraban la problemática y los peligros que ella estaba corriendo en esos momentos. «Las alarmas saltan cuando les dicen, pero es lógico que a ellos se les escapara de las manos», matiza. Vanesa

«Llegó un momento en mi vida que daba igual todo. Es un punto en el que llegué a deteriorarme tanto psicológicamente que ni pensaba en la edad en lo que tenía o no que perder, estaba como envuelta en un vicio y lo único que lograba era perder cosas», relata. Eso fue hasta que entró en Aremi y comenzó a hablar. «Cuando llegas a un grupo no hablas sino mientes con tranquilidad de que tienes un problema. Vanesa lo pasó mal el primer año, y hace muy poco descubrió lo que era vivir», aporta Rafa Sánchez.

HACE 6 AÑOS. Hace seis años de todo aquello y Vanesa está orgullosa de haber aprendido «por fin a vivir de otra forma. Recuerdo que hasta un año y medio después de que llegué a la asociación no pude hacer nada», afirma, mientras sostiene que de la gente con la que estaba, todos siguen, «la única que salió fui yo».

Pero la luz al final del túnel sí es posible y Vanesa la descubrió porque además de empezar otra vez encontró lo que no esperaba, el amor. «En Aremi conocí a quien es hoy mi marido, él era totalmente diferente a la gente con la que yo estaba acostumbrada a estar. Suena raro pero me sorprendía que alguien me tratara bien, que me escuchara», se emociona.

Vanesa es hoy la nuera de Rafa. Su esposo también transitó el camino de la recuperación. «Yo he tenido la oportunidad de vivir dos vidas, mi hijo también y Vanesa también. Y estoy orgulloso de haberlo conseguido porque el resto de los humanos viven una y pido a Dios que nunca tengáis que pasar por esto», expresa Rafa.

Aunque parezca extraño, aún hay gente que desconoce Aremi. «Sí saben de nosotros los que tienen problemas y la gente de a pie. Se nos escucha poco, pero creo que tenemos mucho que decir», sostiene el presidente del colectivo, quien alerta sobre los últimos estudios. «En alcohol las mujeres han igualado en consumo a los hombres en Miranda. Se conocen menos las adicciones de las mujeres porque se ocultan más pero también es cierto que sois más fieles y trabajadoras que nosotros. De hecho en todos estos años, puedo asegurar que si llegan 100 enfermos alcohólicos, detrás tienen el apoyo de 100 mujeres, poero llegan dos mujeres alcohólicas y no la acompaña ni el impresentable de su pareja», lanza.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol