Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Merindades

Una filial de BNK Petroleum buscará gas en 13 municipios de la comarca

A. C./ Medina de Pomar - miércoles, 12 de octubre de 2011
El Ministerio de Industria ha otorgado a Trofagás Hidrocarburos un permiso de investigación sobre 94.815 hectáreas, la mayor parte en Merindades, que posibilitará perforar 9 pozos mediante la estimulación por fractura

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, previa deliberación del Consejo de Ministros, otorgó el pasado mes un permiso de investigación denominado "Urraca" a la empresa Trofagás Hidrocarburos S.L., que la faculta para la búsqueda de gas o petróleo durante un periodo de seis años en 94.815 hectáreas de terreno, la mayor parte en Merindades y que también alcanzan una pequeña porción de Álava. La inversión prevista por esta empresa sube a 45,5 millones de euros. Para el Gobierno, ésta y otras investigaciones de hidrocarburos «tienen un interés estratégico y económico evidente para un país que, como España, tiene una elevada dependencia de las importaciones de gas y petróleo».

Sin embargo, entre algunos ciudadanos, este permiso está causando inquietud, dado que en la vecina Cantabria, la mancomunidad de municipios del Saja-Nansa ha recurrido un permiso de las mismas características concedido a la misma empresa con la finalidad de investigar la existencia de gas natural (formado en un 90% por gas metano) mediante el sistema de la fractura hidráulica, una técnica prohibida en Francia y con moratorias en otros países como Suiza y algunos estados alemanes ante sus posibles impactos medioambientales negativos.

El plan de labores que Trofagás Hidrocarburos S.L. deberá presentar en el plazo de tres meses ante el Ministerio de Industria desvelará todos los detalles del permiso, qué es exactamente lo que busca, las técnicas que utilizará para extraer el hidrocarburo y los lugares donde pretende perforar los nueve pozos de investigación de su proyecto. Asimismo, en el primer año de vigencia del permiso, es decir, hasta septiembre de 2012, la empresa deberá, «si es necesario obtener premisos y ejecutar programa de sísmica 2D y obtener permisos para la ejecución del primer y segundo pozo», según reza en el Real Decreto del pasado 16 de septiembre.

Con los datos públicos actuales, dos hechos invitan a pensar que buscará gas por medio de la técnica de la estimulación por fractura hidráulica. Uno es que esta empresa ya ha presentado su plan de labores en Cantabria y en él indica que investigará la existencia de gas en la roca de pizarra, que está situada a una profundidad de entre 2.500 y 4.500 metros. Y otro, que se trata de la filial española de BNK Petroleum, una empresa estadounidense que en su página web hace público que sus «concesiones ubicadas en la cuenca cantábrica se adquirieron principalmente con objetivos de extracción de gas, aunque presentan potencialidades en cuanto al gas y el petróleo». Además, esta firma, en Estados Unidos utiliza la técnica de la fractura hidráulica.

Parlamento Europeo. Ante el temor de sus consecuencias, en la región de Cantabria se ha creado el movimiento ciudadano "Fractura Hidráulica No". Este colectivo esgrime un informe de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad del Parlamento Europeo publicado en junio para rechazar el uso de la fractura hidráulica como técnica de investigación y de extracción del gas.

Un resumen de este informe, al que ha tenido acceso DB, advierte de los perjudiciales efectos de esta técnica en base a la experiencia de Estados Unidos, donde existen 50.000 pozos de gas. El documento cita «posibles efectos graves» como «las emisiones a la atmósfera de contaminantes, contaminación de aguas subterráneas debida a caudales de fluidos o gases provocados por escapes o vertidos, fugas de líquido de fracturación y descargas no controladas de aguas residuales». Esto se debe a que la fractura hidráulica consiste en la inyección en los pozos de entre 3 y 28 millones de litros de agua, arena y hasta 600 productos químicos para liberar el gas natural de la roca de pizarra. De hecho, el Parlamento Europeo recomienda a los estados miembros, entre otras muchas cosas, que obliguen a las empresas a hacer públicos todos los productos químicos que usan.

En la comarca de Merindades, el plan inicial de investigación de Trofagás Hidrocarburos S.L., una firma creada en marzo de 2010 y con sede en la localidad gallega de Vigo, propone abrir 9 pozos de investigación en cinco años. No obstante, para cada uno de ellos, la firma deberá ir solicitando autorización al Ministerio de Industria y acompañar su solicitud de «documento ambiental y, en su caso, de estudio de impacto medioambiental, según proceda».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol