Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Merindades
Medina de Pomar / Fiestas de San Isidro

Los naturales de Hermosilla y un novillo que recordó a su abuelo

Leticia Ortiz / Medina - domingo, 15 de mayo de 2011
Diego Hermosilla cuajó una gran faena, sobre todo con la muleta en la zurda. Trigueleño, nieto de Gamarro, el primer toro indultado de Bañuelos, premiado con la vuelta al ruedo

Toreros:

Héctor Barcenilla, con chaquetilla azul marina, rejonazo trasero y caído tras dos pinchazos, (silencio).

Diego Hermosilla, de salmón y azabache, estocada que hace guardia tras dos pinchazos (silencio); estocada entera delantera (dos orejas).

Milagros Sánchez, de nazareno y oro, estocada muy caída tras pinchazo (oreja); estocada caída tras pinchazo (dos orejas).

Ganadería:

Se lidiaron cinco novillos de Antonio Bañuelos, el primero para rejones, muy bien presentados, nobles y con calidad, aunque los cuatro primeros algo justitos de fuerza. Al quinto se le dio una vuelta al ruedo tras derrochar casta y bravura, a pesar de los dos fuertes puyazos que recibió, y desbordando en todo momento a Milagros Sánchez.

incidencias:

Media plaza en tarde nublada y fría.

«Gamarro fue magnífico, de gran clase, de los que sueñan con lidiar los ganaderos, los que dictan clases de bravura sobre las arenas y, ante todo, defienden su casta y sangre brava». Así contaba Alfonso Navalón, maestro en esto de juntar letras taurinas, las virtudes de aquel toro que escribió la primera página de oro de La Cabañuela. Era el 30 de junio de 1.999 cuando, en perfecta simbiosis con su matador, Enrique Ponce, Gamarro se ganaba su derecho a convertirse en semental de la ganadería de Antonio Bañuelos. Nieto de aquel, e hijo de Zurcido, indultado en Medina por Sánchez Vara, aparecía reseñado Trigueleño, quinto novillo de ayer. Y haciendo honores a tan ilustres antepasados, el burel derrochó casta y bravura. Era una delicia ver al novillo arrancando de largo y tomando los vuelos de la muleta con codicia y entrega. Canelita en rama para reventar cualquier plaza y cortar, a ley, las dos y el rabo. Pero para eso se necesitan condiciones, valor y ambición. Virtudes que, como quedó demostrado, Milagros Sánchez no tiene. Cómo sería, que, viendo las cualidades del animal de salida, quisieron masacrarlo en varas para evitar lo que ocurrió: que la novillera quedó en completa evidencia ante Trigueleño.

Antes de darle a la tecla, pensé en omitir cualquier referencia a la novillera peruana, y poner tan sólo que le regalaron tres orejas como aséptica sentencia. Sin hacer sangre ni buscar problemas. Pero no me ha parecido justo para el novillo, para su compañero de terna, y sobre todo, para la profesión. Si queremos seguir con el cuento, aparecerán mil excusas: el revolcón, el poco bagaje, un mal día, el viento... Que cada cual se engañe como quiera. Quien esto firma sólo se debe al lector, y a ése no se le debe mentir. Así que, aunque no debería ser yo quien lo dijera, no queda otra: Milagros Sánchez no sirve para esto. Tampoco es una tragedia, muchos lo han intentado, pocos han llegado, y sólo los elegidos se han mantenido.

Sorprendió gratamente Diego Hermosilla por sus buenas maneras con la muleta. El navarro tiene temple, clase y elegancia. Ve muy bien a los novillos y sabe administrar sus embestidas. Cita dando el pecho, hilvana tandas cortas pero intensas y deja respirar a los animales, algo justitos de fuerza. De esa manera, los novillos, nobles y con calidad, duraron mucho entregándose a la franela de Hermosilla. Los naturales ante el cuarto fueron de olé ronco: largos, templados, ceñidos y de mano baja. Para degustar. Aún mejores los de pecho, ese pase tan maltratado por aquellos que sólo dejan pasar al toro sin obligarle y sin hacer la suerte como es: cambiando el recorrido del toro hasta darle salida por la hombrera contraria. Pues Hermosilla lo hace, y con un gusto y una elegancia dignas de ser elogiadas. Tiene fallos, claro, como cualquier novillero, y deberá pulirlos, pero apunta maneras, y se le ve con ambición. Si tiene suerte, puede funcionar. Condiciones le sobran. Eso sí, que arregle el tema de la espada, por favor.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol