Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local

El Foro N-120 se resiste a dejar en el olvido la autovía pese a los retrasos

H. Jiménez / Burgos - lunes, 13 de junio de 2011
Tras el paréntesis electoral, el alcalde de Belorado anuncia que pedirá reuniones con las empresas que redactan los proyectos y los de Burgos y Logroño presionarán conjuntamente

La autovía Burgos-Logroño, que permitiría convertir en A-12 lo que hoy es la N-120, progresa con tanta lentitud que durante los largos periodos que median entre avance y avance es fácil olvidarse de que su reclamación sigue pendiente. Le ocurre incluso al Foro N-120, la plataforma que agrupa a los alcaldes de las localidades por las que discurre la carretera, que lleva unos cuantos meses inactivo debido al paréntesis electoral.

Superados los comicios, y reorganizados los ayuntamientos afectados, el presidente de este colectivo y regidor de Belorado, Luis Jorge del Barco, anuncia que retomarán sus movilizaciones en las próximas semanas. Su primer objetivo a corto plazo será intentar reunirse con las empresas que están llevando a cabo la redacción de los proyectos en tres de los tramos de la provincia de Burgos (Santo Domingo de la Calzada-Villamayor del Río, Villamayor-Villafranca Montes de Oca e Ibeas de Juarros-Burgos) y conocer los motivos de por qué un cuarto tramo (Villafranca-Ibeas) sigue pendiente de adjudicarse pese a que salió a concurso hace un año y medio.

Los que ya están redactándose fueron encargados en los meses de junio y diciembre de 2010 respectivamente, pero todos ellos partían con un plazo de ejecución de 24 meses, así que el inicio de las obras está totalmente descartado para el presente ejercicio 2011 y quizás también para 2012. Tendrían que coordinarse a la perfección el final de la redacción y el comienzo de la ejecución, algo siempre difícil en cualquier administración y más en las actuales circunstancias en las que el Ministerio de Fomento ha decidido establecer prioridades y ralentizar o aplazar obras que estima que pueden esperar.

La Autovía A-12 es una de las reivindicaciones históricas de las administraciones locales y provinciales de Burgos y se encuentra mucho más avanzada en su tramo riojano, donde solo queda completar el tramo Nájera-Santo Domingo de la Calzada. Sin embargo en la provincia burgalesa arrastra años de aplazamientos lastrados por diversas circunstancias.

Por ejemplo, el acceso a Burgos capital desde la autovía tuvo que ser modificado. Primero a petición de los codirectores de los yacimientos de Atapuerca, pues la propuesta inicial podía perjudicar a este entorno declarado Patrimonio de la Humanidad al discurrir demasiado cerca. Y segundo porque en su empalme con la circunvalación también afectaba al CAE y al Parque Tecnológico, por lo que hubo que desplazar el trazado hacia el sur. Además, el Ayuntamiento de Villafranca Montes de Oca presentó un recurso contra el estudio informativo y la declaración de impacto ambiental del tramo que salva el puerto de La Pedraja que llegó hasta la Audiencia Nacional.

Con todo ello, la también llamada Autovía del Camino de Santiago ha discurrido con desesperante lentitud y afronta perspectivas que no son mucho mejores para los próximos años. En estos momentos señalar una fecha para la conclusión de esta autovía sería una imprudencia.

El tramo que falta por ejecutar "solo" tiene 70 kilómetros, los que separan Santo Domingo de la Calzada de Burgos capital, pero resulta imprescindible para dotar de sentido a la obra realizada hace ya 7 años con la autovía a León y completar así el gran eje del norte de España, desde Galicia hasta Cataluña. Mientras no esté construida, la ruta hacia Logroño seguirá siendo un punto negro en la red viaria nacional y un lastre para el desarrollo económico de Burgos y el mantenimiento de su cada vez más debilitado carácter de cruce de caminos estratégico.

"Pinza" entre capitales

Dos meses antes de las elecciones municipales los candidatos a la Alcaldía por el Partido Popular de Burgos y Logroño, Javier Lacalle y Concepción Gamarra, se reunieron en el despacho de Aparicio y quedaron en organizar una estrategia conjunta de reivindicación de la A-12, una especie de "pinza" ante el Gobierno central, si ambos obtenían la confianza del electorado.

Puesto que así ha sido, y tanto Lacalle como Gamarra podrán gobernar con mayoría absoluta, mantienen la previsión de reunirse a partir del mes de septiembre e ir de la mano en la reivindicación de una autovía que interesa por igual a ambas partes, pues aunque La Rioja tiene ya casi todos sus tramos terminados necesita su continuación hacia Burgos para tener salida hacia Castilla y León y todo el cuadrante noroeste peninsular.

El ya alcalde de Burgos, Javier Lacalle, apunta que «efectivamente, tal y como comprometimos si éramos elegidos, haremos un frente común y a final de verano, en septiembre, quedaremos los dos ayuntamientos para ir de la mano en este tema que es fundamental para las dos ciudades».

No está decidido si será a orillas del Ebro o del Arlanzón, pero el regidor burgalés pretende convocar una primera reunión en el inicio del nuevo curso político que dé comienzo a una serie de «encuentros de seguimiento y trabajo conjunto» cuya prolongación en el tiempo dependerá, básicamente, de lo que se siga retrasando la autovía.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol