Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local

La Junta advierte al mesón Villalonquéjar de que podría ser multado con 10.000 euros

I. Elices / Burgos - jueves, 7 de abril de 2011
Sanidad envía al asador donde se permite fumar el expediente donde se señala que ha cometido una infracción grave y otra leve

El Servicio Territorial de Sanidad ha enviado ya al mesón Villalonquéjar la carta en la que le informa de las sanciones a las que se enfrenta por incumplir la Ley Antitabaco. En el expediente que le ha incoado la Junta de Castilla y León a su propietario, Ricardo Tajadura, aparece que ha cometido dos infracciones, una de carácter grave -permitir fumar en el establecimiento- y otra de carácter leve -por fumar el mismo en su local-. Por la primera se enfrenta a una multa entre 601 y 10.000 euros y por la segunda, entre 30 euros y 600.

La comunicación de la apertura del expediente inicia un periodo de alegaciones en la que el empresario podrá esgrimir sus argumentos contra la imposición de la sanción. Tras ello, el jefe del Servicio Territorial, José María Arribas, propondrá ya la sanción concreta en firme.

En el establecimiento que regenta Ricardo Tajadura -situado en el barrio de Villalonquéjar- se puede fumar se puede fumar. En estos momentos, su local luce dos carteles aparentemente contradictorios. En uno, el que le entregaron los inspectores de Sanidad en una de sus visitas, se lee "Se prohíbe fumar". Y en otro aparece el texto "Se permite fumar", que colocó cuando entró en vigor la anterior Ley, en el año 2005. «Y que cada uno haga lo que quiera», señala el dueño, que sigue manteniendo que él no es nadie para decir a una persona mayor de edad si puede o no echarse un pitillo en su local.

Tajadura ha declarado que fuma porque se trata de su establecimiento y a sus clientes ni les permite ni les deja de permitir, «son libres de hacer lo que quieran».

Su local es una isla en una ciudad en la que la mayoría de los establecimientos respeta la Ley. Por ello su parroquia, compuesta en su mayoría por fumadores, está muy contenta. De hecho, sus clientes exhiben ufanos las cajetillas de tabaco que colocan sobre la mesa. Y entre sorbo y sorbo del chupito o del café agarran el mechero y se encienden un pitillo.

Tajadura denuncia la hipocresía del Gobierno a la hora de dictar esta normativa. Si hubiera sido por una cuestión de «salud pública lo que tendrían que hacer es prohibirlo». Pero lo que persiguen es «poder cobrar los impuestos del tabaco y además las multas por fumar en lugares no permitidos».

Este hostelero está en contra de actuar como delator de sus clientes. Advierte que él no es ningún policía. Además, la prohibición ha llegado en el peor momento, en plena crisis económica, denuncia.

Por otra parte, la página web que ha puesto en marcha Tajadura (www.fumareslegal.com) ha alcanzado ya más de 8.000 visitas desde que la pusiera en marcha a principios de febrero de este año. En ella, cualquier hostelero y ciudadano pueden consultar las medidas que hay que tomar para actuar en contra de la Ley Antitabaco y podrán estampar sus firmas contra esta normativa.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol