Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de junio de 2018
Local
El candidato / Perfil

La tenacidad al servicio de una ambición

Ana Ramos / Burgos - viernes, 17 de diciembre de 2010
Javier Lacalle afronta el reto de sustituir a Aparicio y conseguir que el sillón municipal siga ocupado por el PP a partir de mayo

De pocos concejales se puede decir que lo son 24 horas al día, pero Javier Lacalle (Burgos, 1969) es uno de ellos. Se levanta y se acuesta pegado a la actualidad informativa, especialmente la local, y es frecuente verle visitando las obras de las que es responsable, en ocasiones solo, otras veces acompañado de técnicos municipales o incluso de su familia. A ello se suma una gran capacidad de trabajo -es de los primeros en llegar al Ayuntamiento-, ambición, cercanía al ciudadano y tenacidad. «Es muy noble y los ascensos en su carrera no le han cambiado; es el mismo de siempre», añade un abogado afincado en Valladolid, que coincidió con él en sus inicios políticos y que le sigue viendo de vez en cuando.

Otra de las características que mejor le definen es que le gusta tenerlo todo controlado. En ese todo se incluye su "obsesión" por la información que se publica en relación con el Ayuntamiento. «Si no hubiera sido político, hubiese sido periodista», ha reconocido en más de una ocasión Lacalle, que es licenciado en Derecho, una profesión que nunca ha llegado a ejercer. Al parecer, fue el jefe de prensa del Ayuntamiento, Pepe Domarco, y el periodista Ramón Alonso, quienes le quitaron la idea cuando aún era universitario. Pero además, es que quienes le conocen desde muy joven señalan que ya entonces apuntaba maneras para el ejercicio público.

El ámbito municipal ha sido siempre su debilidad. «Me encanta la cercanía con la gente y el que puedan pararte por la calle para contarte un problema, criticar algo o felicitarte por alguna actuación que les ha gustado», reconoce. De hecho, tuvo la oportunidad de quedarse en Valladolid tras una legislatura como director general de Juventud (1999-2003) y no quiso. Siempre apostó por volver a su ciudad -donde hizo sus primeros pinitos profesionales como presidente de Nuevas Generaciones (1994-2002)-y más concretamente al Ayuntamiento, donde ya había ocupado el sillón de concejal de Juventud siendo alcalde Valentín Niño (1995-1999).

Fue Juan Carlos Aparicio -a quien ahora toma el relevo como candidato y de quien ha sido mano derecha en estos últimos ocho años- quien le brindó esa posibilidad de regresar. Sin embargo, en esa nueva etapa (2004-2007) sus responsabilidades fueron mucho mayores: se convirtió en el número 2, en portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Fomento, los mismos cargos que mantiene en la actualidad, puesto que en la segunda legislatura en la que el PP consiguió mayoría absoluta, la actual, Aparicio volvió a otorgarle su máxima confianza.

Entre sus puntos débiles, están que tiene un perfil demasiado político -su discurso no se desmarca de las directrices del partido (no hay que olvidar que también es secretario general del PP en Burgos desde 2008 y afiliado al partido desde 1990)- y que fuera del ámbito local y regional es una persona desconocida, a diferencia del actual alcalde.

Entre las obras que ha impulsado y de las que más orgulloso se siente como concejal de Fomento figuran las peatonalizaciones del centro y el bulevar ferroviario, al que aún le quedan años de trabajo, pero al que siempre se refiere con especial orgullo. Otro de sus ojitos derechos es todo lo relacionado con el aeropuerto.

Entre los asuntos que más disgustos le han costado está el no haber podido transformar el antiguo colegio mayor Peña Amaya en albergue juvenil y una de las grandes asignaturas pendientes es el no haber podido sacar adelante varios proyectos de aparcamientos subterráneos, tan necesarios en la ciudad.

En los últimos días se le veía especialmente feliz y es que a su confirmación ayer como candidato a la Alcaldía por el PP para las elecciones del 22 de mayo, se une el hecho de que espera para estos días el nacimiento de su segundo hijo. Éstas, sin duda, serán para él unas Navidades especiales.

Trayectoria

Ámbito profesional.

Javier Lacalle es licenciado en Derecho y es colegiado del Colegio de Abogados de Burgos aunque nunca ha ejercido la profesión.

Cargos en el PP.

Afiliado al Partido Popular desde 1990, se convirtió en presidente provincial de las Nuevas Generaciones en 1994; entre 1996 y 2001 fue vicesecretario de esta organización a nivel regional. A partir de ese año ostentó el cargo de vicesecretario del PP de Burgos. Entre 2002 y 2005 fue coordinador electoral del partido a nivel regional. Desde 2008 es secretario general del PP de Burgos. En la actualidad es también secretario del comité electoral del PP de Castilla y León y miembro del comité ejecutivo regional.

Cargos políticos.

Entre 1995 y 1999 fue concejal del Ayuntamiento de Burgos ostentando las responsabilidades de presidente de la comisión de Juventud, vicepresidente del Instalaciones Deportivas y vicepresidente del Instituto Municipal de Cultura. Asimismo, fue miembro de la junta de gobierno del Patronato de Turismo. Entre 1999 y 2003 fue director general de Juventud de la Junta de Castilla y León. En ese mismo periodo fue secretario general de la Red Española de Albergues Juveniles. En las dos últimas legislaturas ha sido primer teniente de alcalde, portavoz y concejal de Fomento.

Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol