Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Patrimonio / Arquitectura civil

Un nuevo ARI quiere sanear 45 bloques del Camino desde el viejo Gamonal al Centro

Á. M. / Burgos - sábado, 30 de octubre de 2010
Un año de trabajo. Está firmado y listo para ser remitido en cuestión de días al Ejecutivo regional. En la Consejería de Fomento lo conocen y tiene el apoyo del Comisariado de la Ruta Jacobea

Proteger y proclamar como patrimonio aquellos valores históricos y arquitectónicos de la ciudad deriva en un baño de orgullo para las administraciones, pero plantea serios problemas a los vecinos y propietarios de los edificios afectados por su condición patrimonial.

El paradigma de los condicionantes que genera esta situación se encuentra en el pueblo antiguo de Gamonal, donde gran parte de lo que otrora fuera el corazón del pueblo es hoy un cúmulo de ruinas que (casi) nadie quiere poner en valor por dos motivos: cuesta un dineral y además no se puede hacer más que restaurar lo que hay, es decir, no se pueden alterar o actualizar los espacios.

Esa problemática se la encuentran en el Área de Licencias, que gobierna la concejala Dolores Calleja, de forma habitual. Son ellos los que declaran ruinas, velan por la conservación de los edificios y fachadas protegidas, otorgan los permisos para realizar cualquier actuación arquitectónica y, en consecuencia, fiscalizan que lo pretendido se ajusta a la condición de los inmuebles. Por eso decidieron elaborar en 2009 un plan especial que ayudara a los propietarios a poner en valor el patrimonio arquitectónico que flanquea el Camino de Santiago.

Licencias quiere que el lienzo urbano que vean los peregrinos que cruzan Burgos en su tránsito sea digno del suelo que pisan. Y eso, según el primer documento elaborado ad hoc, significa intervenir en los accesos a Burgos a través del polígono de Gamonal, en el pueblo antiguo, en el Centro Histórico en los casos que no estén afectados por el Área de Rehabilitación (ARCH) que se extenderá hasta 2013 y afecta a más de 100 inmuebles, y en la plaza del Sobrado.

En el primer caso se trataría de mejorar la pavimentación, la señalización, plantar árboles... En definitiva, de un lavado de cara. En el último, plaza del Sobrado, de actuar en los edificios que la circundan para que luzcan un aspecto acorde a la reurbanización ya ejecutada en el histórico patio. Ambas pueden tener un tratamiento "independiente", pero lo que afecta a los inmuebles del pueblo antiguo y del Centro Histórico se ha considerado un todo.

ARI discontinuo

En su génesis, el Ayuntamiento consideró la posibilidad de plantear esta intervención global como un plan especial al que implementar fondos de la Junta y de la UE, pero tras varias reuniones mantenidas con las direcciones generales de Vivienda y del Suelo, y con el apoyo explícito del comisario del Camino de Santiago, Manuel Fuentes, Licencias ha decidido plantear una fórmula nunca antes utilizada en Burgos: «Un ARI discontinuo».

«Vamos a realizar de forma inmediata la solicitud inicial a la Junta. En esta ocasión no se trata de actuar sobre un núcleo concreto, como se hizo en Río Vena, se hace en el Centro Histórico o se hará en San Cristóbal, sino que afectará a 45 inmuebles que no conforman un barrio, pero sí son parte de un todo: el Camino de Santiago a su paso por Burgos», especifica Calleja.

23 de esos edificios se encuentran en el pueblo antiguo de Gamonal, contando con el número 203, que el Ayuntamiento adquirió para construir en él el Centro de Recepción de Peregrinos, obra para la que ya ha solicitado ayuda a la Consejería de Cultura (costará más de 600.000 euros) y que, por tanto, quedaría fuera del ARI discontinuo.

En el Centro, y más en concreto desde el Arco de San Juan hasta el final de Fernán González, se han elaborado las fichas de otros 21 edificios. Cada uno de ellos está estudiado por los técnicos municipales, que han elaborado una planificación que en algunos casos pasan por la rehabilitación integral (sobre todo en Gamonal) y en otros, la mayoría, por una adecuación ambiental.

El coste de ejecutar este ARI está calculado en 13 millones de euros, de los que algo más de tres se invertirían en Gamonal y el resto en los edificios del Centro. Si se logra la "proclamación" del ARI, «cosa que no tiene por qué ser inminente porque la solicitud previa es una especie de "aviso" a la administración de que lo harás oficial cuando se publique la convocatoria de nuevos ARIs», la fórmula para financiar las actuaciones sería igual a la empleada en otras Áreas de Rehabilitación Integradas, y significaría una aportación aproximada de los propietarios del 25%, mientras que Ayuntamiento, Junta y Estado pondrían el resto. Es decir; los propietarios recibirían tres euros por cada uno que inviertan.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol