Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Francisco Cabrerizo de León, presidente de la Asociación "Las Eras" de Gamonal

«Gamonal ha quedado descolgado de la mejora general de la ciudad»

H.J. - lunes, 25 de octubre de 2010
Uno de los colectivos vecinales más activos de la ciudad acaba de cumplir 10 años de pelea. Cabrerizo lo preside desde su fundación, y a punto de dejar el cargo (lo hará entre febrero y marzo) hace balance.

Las Eras fue fundada por 33 personas y cuenta ahora con 250 familias asociadas. El aparcamiento o las dotaciones sociales son algunos de sus permanentes caballos de batalla.

¿Ha sido esta una "década prodigiosa" para el barrio?

Pues no, por desgracia. Gamonal ha sido uno de los barrios peor tratados durante mucho tiempo. Es cierto que se han notado mejorías, pero seguimos con los mismos problemas y carencias de fondo que teníamos. Se nos va a hacer un polideportivo en la zona norte del barrio y un centro cívico, pero siempre hemos dicho que será pequeño. Hemos tenido muchas luchas y problemas. Lo de Lavaderos, Eladio Perlado, los autobuses que nos quitaron... Y entendemos que no ha habido diálogo por parte del Ayuntamiento, sobre todo en esta última época. Todavía esperamos que el alcalde, si quiere, se reúna con esta asociación.

El Ayuntamiento defiende, recurriendo a datos, que nunca como ahora se había invertido en Gamonal.

Está bien, pero no han cumplido los objetivos que se habían marcado. Por ejemplo, hacer un párking, que no ha sacado adelante en 8 años. Es indudable que se han hecho cosas, Juan XXIII por ejemplo ha quedado bastante bien. Pero hay otras calles que están como hace 30 años. El propio Eladio Perlado, la plaza Roma, en la plaza Santiago resulta que se tocó y ha sido para mal. Total, que han fracasado.

El aparcamiento es el problema eterno. ¿Acaso no hay ninguna solución?

La hay, si se quiere. Ahora, tal y como lo plantea el Ayuntamiento dudo de que en Gamonal salga adelante un párking. No se pueden poner plazas a 24.000 euros y con 18 euros de mantenimiento al mes.

¿Es una cuestión de dinero? ¿Realmente hay demanda?

Bueno, si se pudieran precios bajos... Si el que hiciera la obra fuera el Ayuntamiento y pusiera unos alquileres asequibles, con 30 o 40 euros al mes en total, se podía incluso obligar a aparcar bien en muchas zonas. Pero el Ayuntamiento no ha tenido capacidad, pese a que hay muchas zonas con posibilidades.

Hace unos días hemos visto en el periódico el conflicto concreto de la calle San Juan de Ortega, donde se ha llegado a denunciar "acoso" policial. ¿Coincide usted con esa apreciación?

Yo entiendo que los coches tienen que estar bien aparcados, pero hay que dar facilidades. Obligar a la gente sin soluciones es imposible. Gamonal se empezó a construir en los años 70 y más de la mitad de las casas no tenían aparcamiento. Pero ahora en cada vivienda se tienen 2 y 3 coches, con lo que el problema se va agravando y no se han tomado las medidas oportunas. Así que el problema ha ido aumentando, por no querer afrontar el problema real.

¿Confía en las esperanzas depositadas en la remodelación de la calle Vitoria?

Podría ser buena solución, pero tampoco lo veo si no resulta económico. Esa es la clave. Se podría buscar cualquier otra zona que no fuera ésta obligatoriamente, aunque estuvieran más lejanos de la casas.

¿Si pudiera volver a empezar, se embarcaría en esta aventura de presidir Las Eras?

Yo creo que sí. No me arrepiento de nada de lo que he hecho o dicho. Me he podido equivocar, como todos, porque nadie tiene la verdad absoluta, pero nuestra asociación siempre ha hecho asambleas abiertas ante cualquier problema, y por tanto hemos defendido la opinión del barrio, ni siquiera la de la propia asociación.

¿Cuál ha sido su mayor satisfacción en este tiempo?

Los socios. Yo he tenido unos socios que lo son todo. Hemos ido creciendo cada vez más y los propios miembros de la asociación nos han impulsado. Y eso que no somos muchos porque los políticos ponen trabas al asociacionismo y la participación ciudadana. Y además el individualismo al que nos lleva la sociedad, que tampoco colabora.

¿El peor momento?

El conflicto de Eladio Perlado. Todo aquello causó mucho daño y por desgracia no ha tenido ninguna solución.

¿Y su mayor decepción?

El Ayuntamiento. Alguna vez me preguntaron y ahora volvería a decir lo mismo, al equipo de Gobierno que tenemos ahora no le podemos dar el aprobado, al menos en Gamonal.

Recalca usted "en Gamonal"...

Sí, porque creo que se han hecho cosas, que la ciudad ha mejorado en general, que Burgos no es ni parecido a lo que era hace unos años. Pero no es de recibo que levanten unas mismas calles tres veces en el centro, y otros barrios que necesitan ese dinero no lo han recibido.

¿Cree que en la última década el barrio ha empeorado respecto al conjunto de la ciudad, que ha quedado descolgado?

Desde luego. Comparado con la zona centro mucho, pero también con la zona sur. El cívico de San Agustín es una pasada, por ejemplo, pero claro, mejor para ellos.

¿Ha perdido amigos durante estos años?

Muchos, pero he ganado más. En ese sentido tampoco me arrepiento. Yo a esos amigos perdidos les trato absolutamente igual, pero si ellos no quieren juntarse conmigo y quieren desvincularse, qué le vamos a hacer. Yo nunca he llevado nada a lo personal, si ellos lo hacen es su problema.

¿Le siguen recordando la foto en la que posó con unos guantes de boxeo?

Pues la verdad es que al principio me arrepentí un poco, pero es cierto que en una asociación hay que luchar. Porque los primeros que no se creen la participación ciudadana son los políticos, y aquellas asociaciones que son críticas con el Ayuntamiento se les aparta. Bueno, ellos sabrán lo que hacen.

¿Hay relevo a la vista al frente de la asociación?

Pues no lo sé, pero tengo claro, y así lo dije hace dos años, que era la última vez que repetía como presidente. Entiendo que incluso he estado más años de lo debido, porque estoy convencido de que nadie deben estar más de 8 años en ningún cargo, tampoco en la política. Muchas veces las personas se acaban creyendo que son indispensables, y nadie lo es. Se pueden coger manías... Y en el caso de una asociación, si el Ayuntamiento coge manía a alguien igual cambiando se pueden arreglar las cosas. Yo quise dejarlo al cumplir 8 años pero no pudimos porque estábamos en trámites de una demanda que pusimos contra el Consejo de Barrio y no quería dejar esa embolada a nadie. Por cierto, que nos alegra haber ganado porque nunca hemos contado con la ayuda de ningún partido político. No es cierto que esta asociación siga las siglas ni las directrices de nadie, eso lo quiero dejar muy claro. Yo nunca he militado en ningún partido y si la defensa de los intereses de los vecinos me lleva a enfrentarme con quien sea, pues no me importa.

¿Y hay relevo generacional?

Hombre, tenemos la ventaja de que sí hay gente joven. Cuesta que entren, pero por ejemplo la tesorera que tenemos no llegará a 30 años... Es importante la nueva generación porque ven las cosas de forma distinta. Y esperemos dejarles una sociedad mejor que la que nos dejaron nuestros padres, cosa que dudo mucho.

¿Le han tentado para meterse en política?

Sí, me han tentado varios, pero yo siempre he dicho lo mismo. Yo estoy contento con lo que hago y yo en un partido duraba menos de un cuarto de hora, porque nunca tomaría una decisión en contra de mis vecinos o en contra de mi conciencia. Yo no podría ser político, creo que en ese ámbito la honradez o la ética es muy difícil seguirlas.

En definitiva, este tiempo, ¿ha merecido la pena?

Yo creo que sí. La asociación es una gran familia, cuando hay un problema todos se unen y creo que siempre merece la pena luchar por unos ideales, una manera de pensar y la defensa de los vecinos.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol