Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Tema del día / Ampliación de la ley antitabaco

14 multas en 4 años

I. Elices / Burgos - domingo, 17 de enero de 2010
La Ley Antitabaco está vigente desde 2006 y el Servicio de Sanidad ha impuesto en Burgos pocas sanciones

Pocas leyes han despertado tanta controversia y expectación como la Ley Antitabaco. Líneas y más líneas dedicaron los periódicos a analizar su contenido y a adelantar las consecuencias sobre todo para los establecimientos hosteleros.

Su repercusión ha sido inversamente proporcional al número de multas impuestas. Tan solo 14 en sus cuatro años de vigencia -entró en vigor en enero de 2006-. Y 11 de ellas en el último año, en 2009. Nunca una ley tan polémica tuvo efectos tan débiles.

En la provincia de Burgos el Servicio Territorial de Sanidad, responsable de hacer cumplir la norma, ha impuesto 14 multas, siete de carácter leve y otras tantas de carácter grave. La cuantía de las primeras oscila entre los 30 y los 600 euros y las segundas entre los 601 euros y los 10.000.

Menos una multa a un quiosco y a una estación de servicio, el resto fueron impuestas a establecimientos hosteleros. En el caso de las leves, porque incumplían la correcta señalización de los espacios habilitados para fumadores y no fumadores. En el caso de las graves, en la mayor parte de las ocasiones se ha debido a que el propietario ha permitido fumar en los espacios destinados a no fumadores y a la mala utilización de las máquinas expendedoras.

La Ley Antitabaco ha tenido un éxito desigual en su intento por extender la prohibición de fumar a todos los lugares públicos.

Lo ha conseguido en los edificios administrativos y en los centros de trabajo, en los que la práctica totalidad de los trabajadores que fuman lo hacen en la calle. Pero en los establecimientos hosteleros apenas ha tenido efecto. En parte debido a la permisividad de la Ley, que permite a los locales de menos de 100 metros colocar el cartel de "se permite fumar" y en parte debido a la laxitud con que el Gobierno regional ha desarrollado la normativa estatal.

Sobre todo en el punto referido a la separación de zonas de fumadores y no fumadores de los establecimientos de más de 100 metros cuadrados de superficie.

Así, según reconocen los propios hosteleros e incluso la Administración, las exigencias para separar los espacios libres de humos de las zonas de fumadores «no han sido tales y en la mayoría de los sitios la división física no se ha producido», indican.

Por ello la Junta de Castilla y León sacó el año pasado una instrucción para la realización de inspecciones periódicas en establecimientos hosteleros, con el fin de realizar unas 25 visitas mensuales a locales de la provincia para comprobar que cumplen con la Ley.

Aunque las denuncias desde entrada en vigor de la Ley -va a hacer dos años- han sido escasas, éstas se han centrado sobre todo en el sector hostelero. De las cerca de 80 reclamaciones que ha recibido el Servicio de Sanidad en estos casi dos años de aplicación, la mayoría tenían que ver con quejas sobre la separación de zonas de fumadores y no fumadores o con la incorrecta colocación de carteles en los bares.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol