Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local

Casi el 60% de los pueblos burgaleses perdió población a lo largo de 2008

H. Jiménez - martes, 29 de diciembre de 2009
La provincia supera por primera vez desde la década de los 60 los 375.000 habitantes tras ganar un 0,51% el año pasado, aupada principalmente por la capital y por Aranda

La provincia se sigue desangrando por los pequeños pueblos donde cada año ven cómo mueren sus mayores y no se producen nacimientos. A lo largo del año 2008 el 57,14% de los municipios burgaleses contemplaron cómo su censo de población sufría descensos.

El dato aparece reflejado en las cifras que el Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo públicas ayer y que están fechadas en el 1 de enero de 2009. Según esta misma fuente, en 212 de los 371 ayuntamientos burgaleses hubo pérdidas de entre 1 y 325 habitantes. Por el contrario, 128 municipios pudieron celebrar una ganancia de vecinos y 29 se mantuvieron sin variaciones poblacionales.

Pese a la connotación negativa del volumen de pueblos que pierden población, el conjunto de la provincia supera los 375.000 habitantes, una cifra que no se alcanzaba desde la década de los 60. Siempre siguiendo al INE, en 1950 llegaron a estar censados más de 397.000 burgaleses pero desde entonces la sangría hizo mella hasta que en esta misma década, ya entrado el siglo XXI, la inmigración logró detener la curva descendente e invertir la tendencia.

Al comienzo de este año vivían en Burgos 375.563 personas, un 0,51% más que lo registrado 12 meses antes tras ganar 1.891 habitantes. Hay más de 190.000 hombres frente a 185.000 mujeres. Y este crecimiento es atribuible en buena medida a los crecimientos censales logrados por Burgos y por Aranda de Duero.

La capital alcanza los 178.966 habitantes después de sumar 1.087 nuevos vecinos (un 0,61%) mientras que la localidad ribereña gana 468 habitantes, con un crecimiento del 1,44% hasta quedarse en los 32.928 habitantes censados.

Entre las localidades que ganan vecinos de forma llamativa en relación a su población total siguen apareciendo las del alfoz de la capital. Pese al parón inmobiliario que ya se empezaba a sufrir a lo largo de 2008, varios de los municipios cercanos a Burgos siguieron incrementando sus padrones como fue el caso de Quintanadueñas (54 habitantes más), Cardeñadijo (54), Cardeñajimeno (40), Castrillo (33), Ibeas de Juarros (43), Orbaneja Riopico (52) o Revillaruz (90). Más allá del alfoz también ganan bastantes habitantes Briviesca (161) o Medina de Pomar (109).

En el extremo contrario, el peor dato lo arroja Miranda de Ebro con una pérdida de 325 habitantes y también caen los censos de Oña ( caen 45 habitantes), Sasamón (41), Trespaderne (41) o Villadiego (56).

MUY ATOMIZADA. La estadística del INE confirma la amplia presencia de localidades de pequeño tamaño en el conjunto de la provincia. De hecho, más de un tercio de los municipios tiene menos de 101 habitantes pero entre todos ellos acumulan apenas un 2,1% de la población. No hay que olvidar que la mitad se concentra en la capital. Si ampliamos el abanico hasta las localidades de menos de 500 habitantes los municipios suponen el 83% del total pero en ellos vive el 11,6% de los burgaleses.

En el conjunto de Castilla y León, solamente Ávila, Palencia y Zamora perdieron población a lo largo del año 2008 mientras el censo de León se mantuvo estancado. Entre las que ganan habitantes destaca Valladolid con un 0,7% que en cualquier caso queda por debajo del 1,3% alcanzado en el total de España.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol