Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Óbito / Luto en el mundo del arte

Fallece a los 81 años el pintor Pedro Saiz Santamaría

J.A.G. / Burgos - domingo, 3 de mayo de 2009
Más de seiscientas obras, principalmente acuarelas, integran el legado de un artista que pintaba y amaba a Burgos. El Ayuntamiento organizará una restrospectiva como homenaje póstumo

El mundo de la pintura y, en particular, de la acuarela, ha perdido a uno de sus más reputados y señeros miembros, Pedro Saiz Santamaría, un artista vinculado durante muchos años a Diario de Burgos -en el que trabajó como jefe de sección de Administración hasta su jubilación-, falleció ayer a los 81 años de edad. Durante muchos años compatibilizó los números con los pinceles también al servicio del periodismo. Sus acuarelas ilustraron las portadas festeras de este rotativo y también los calendarios de la empresa. La muerte de este hombre bueno y mejor pintor ha causado consternación en la ciudad y ha sido un duro golpe para la familia, ya que ayer mismo recibía sepultura uno de sus hermanos, Aurelio.

Pedro Saiz Santamaría (Olmillos de Sasamón,1927) sintió desde muy niño sintió la llamada del arte y, tras concluir sus estudios, inició su formación pictórica en la Academia de Dibujo bajo la dirección del maestro Fortunato Julián. Posteriormente, de la mano de Rigoberto G. Arce y Jesús del Olmo se consagró como pintor y acuarelista. Participó en varias muestras colectivas, pero su primera exposición individual, en la que se puso de manifiesto la maestría de este artista, fue en 1959, en la sala de exposiciones del Teatro Principal, a la que seguirían otras muchas más, en las que ha demostrado su dominio del expresionismo, mostrando la riqueza monumental y paisajística no solo de la ciudad si no de toda la provincia, a la que dedicó las más de seiscientas obras que conforman su legado pictórico.

El pasado año, junto con otros doce reputados acuarelistas como Jesús Aguirre, Pepe Carazo, José Marticorena o Carlos Santamaría, presentó sus obras en una exposición colectiva que se realizó en el monasterio de San Agustín, apadrinada por la Diputación y la Institutición Fernán González. Antes de su repetina enfermedad y fallecimiento estaba preparando precisamente una nueva muestra.

Durante su extensa vida artística, Pedro Saiz no se prodigó en concursos, pero obtuvo algunos premios, entre ellos el de la Diputación de Burgos en 1973 en la modalidad de acuarela por su obra Pozo seco. Asimismo, fue galardonado en dos años consecutivos, en 1990 y 1991, con el premio de Pintura Rapida del CIT de la localidad palentina de Frómista.

Pero al margen de su trayectoria pictórica hay que destacar su auténtico mecenazgo artístico a través de la dirección de la desparecida Galería Tagra, vinculada a Diario de Burgos, y desde la que se impulsó y apoyó a decenas de artistas noveles, algunos de ellos son ahora consagrados maestros.

El pintor y concejal Cristino Diez señaló que con la muerte de Pedro Saiz se va un acuareltista que ha marcado época por su visión del arte y de Burgos. «También se va un hombre humilde, que hizo de la sencillez su bandera. Siempre estaba presto a ayudar a todos». En este mismo sentido, Ignacio del Río destacó su idealismo. «Era un hombre muy discreto, nada endiosado. Su gran corazón lo demostró como pintor y como amigo», comentó. Ambos creen que en la ciudad se le debe un homenaje.

En esta línea el concejal de Cultura y presidente del IMC, Diego Fernández Malvido, expresó el pésame del equipo de gobierno por la pérdida de este artista y anunció que este año, en fechas aún por determinar, se hará una exposición retrospectiva, probablemente en la sala del Arco de Santa María, como homenaje municipal a este pintor burgalés.

Admiración

Pepe Carazo, al que ayudó en su años de inicio artístico, destacó la bonhomía de Pedro Saiz, su maestría pictórica y sobre todo su entusiasmo por colaborar en todos los proyectos culturales. «De su mano vinieron a Burgos los mejores acuarelistas de España. La admiración que mostraban por todos nosotros nos animaba a seguir trabajando», comentó.

El escritor Antonio L. Bouza, algunos de cuyos libros poéticos ilustró cons sus magníficos dibujos, destacó su minuciosidad mental y la sencillez de este pintor que considera «irrepetible» como artista y como persona. «Pintaba siempre del natural y nunca de fotografía y con técnicas que hacía sus obras únicas», añadió.

Las honras fúnebres y funeral por el alma de Pedro Saiz se celebrará hoy domingo, a las 10, 30 horas en la iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán, efectuándose acto seguido su inhumación en el cementerio de San José.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol