Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Atapuerca

El hallazgo de un brazalete de oro sugiere que Atapuerca pudo ser un lugar sagrado

R.P.B/burgos - domingo, 14 de enero de 2007
3.000 años. Apareció en la Cueva del Silo en 2004 y data de la Edad de Bronce (3.000 años)

No le bastaba a la sierra de Atapuerca con acoger tesoros arqueológicos de un valor incalculable, universal; no tenía suficiente con ser uno de los complejos kársticos más fascinantes de la provincia; ahora resulta que también tiene oro. Pero que nadie se emocione: no se trata de un yacimiento, sino de un hallazgo puntual, una pequeña joya encontrada durante la campaña del año 2004 y cuyo descubrimiento ha trascendido ahora. Se trata de la aparición, en la devastada y tantas veces maltratada Cueva del Silo, que hasta la fecha había mostrado escasas evidencias arqueológicas, de un brazalete de oro que estaba oculto entre grandes bloques de piedra y que data, según los expertos, de la Edad de Bronce, esto es, hace 3.000 años de antigüedad.

Este descubrimiento se produjo un 21 de julio por varios integrantes del grupo espeleológico Edelweiss, entre los que estaba Ana Isabel Ortega Martínez, autora de sendos artículos sobre este hallazgo -uno en el número de enero de Nathional Geographic y otro en la revista Cubía que edita este colectivo y que verá la luz en dos semanas- recuerda así el momento: «Me escurrí entre dos bloques y pude ver el brillo del oro, el brillo de un brazalete de oro, suavemente depositado sobre la arcilla y debajo de un gran bloque calizo, allí solo, como esperando (...) Estaba limpio, brillaba como nuevo, comprendí el valor del oro, su eternidad. Una eternidad que embriagaba de alegría aquel rincón oscuro de la Cueva delSilo, en aquel punto donde los cantos rodados del río Arlanzón llegaron hace cientos de miles de años (...)».

Ana Isabel Ortega señala en su artículo de Nathional Geographic que el brazalete «tendría que ver con posibles ocultaciones ceremoniales o votivas que se produjeron en parajes naturales durante la Edad del Bronce, lo que otorgaría un carácter sagrado al lugar. Un regalo inesperado con el que la sierra burgalesa nos sorprende una vez más», subraya. En este sentido, revela que los grupos humanos que desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce «utilizaron el Portalón de Cueva Mayor como lugar de asentamiento principal y la Galería del Sílex como santuario podrían ser los autores del ocultamiento de este extraordinario objeto de oro».

El brazalete, según explica la investigadora de Edelweiss, es muy similar a los del tesoro de Villena, yacimiento alicantino en el que en los años sesenta se encontaron un total de 66 piezas, la mayoría de este preciado metal.

santuarios. La hipótesis de que la sierra fuera un lugar sagrado no es nada descabellado, toda vez que tanto la Sima de los Huesos como la Galería del Sílex fueron, según los investigadores, sendos santuarios. Así, aseguran que la gran acumulación de cadáveres de la Sima de los Huesos, que es el mayor yacimiento de fósiles humanos descubierto en el mundo, demuestra que este era un tipo de práctica funeraria, por lo que el yacimiento, como ha aseverado Juan Luis Arsuaga, uno de los codirectores, lo sitúa como el santuario más antiguo de la historia de la humanidad.

En cuanto a la Galería del Sílex, descubierta por los espeleólogos del Edelweiss, sucede algo similar: sus manifestaciones artísticas y culturales -en sus paredes se han documentado casi 400 motivos de pinturas negras y rojas y grabados- hacen pensar una forma de expresión de creencias que dictaminan un arte al servicio de la religión.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol