Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Castilla y León

La cosecha de cereal de este invierno cae un 45,6% respecto a 2008

ical / valladolid - jueves, 14 de mayo de 2009
La campaña está marcada por la rebaja de los precios del cereal y de las hectáreas sembradas, además del encarecimiento de fertilizantes

Las cifras oficiales de la Consejería de Agricultura confirman los malos augurios de las organizaciones profesionales agrarias de Castilla y León sobre la cosecha de cereal de invierno. El último avance de superficies y producciones, a fecha 30 de abril, asegura que la cosecha de trigo, cebada, avena y centeno de este año se situará en poco más de cinco millones de toneladas, lo que representa un descenso del 45,6 por ciento en relación a la cifra récord de 2008, cuando se recolectó casi 9,3 millones de toneladas. Los agricultores han sembrado este año 1,8 millones de hectáreas, frente a los 2,2 millones de la campaña anterior.

Fuentes de la Consejería de Agricultura destacaron que la previsión de cosecha está marcada por una reducción significativa del número de hectáreas sembradas, por la rebaja de los precios del cereal y el encarecimiento de los fertilizantes, y por una mayor superficie dedicada al girasol y las leguminosas, así como al barbecho. Así, la producción será considerablemente inferior a la «excepcional» cifra alcanzada en 2008, con 2,2 millones de hectáreas sembradas y más de nueve millones de toneladas recogidas. Las estimaciones apuntan a un descenso de la producción de cebada del 47,2 por ciento, con más de tres millones de toneladas. Asimismo, se prevé una rebaja de la cosecha de trigo del 44,3 por ciento, con 1,6 millones de toneladas; de un 38,2 por ciento en la de centeno, 132.761 toneladas, y del 37,6 por ciento en la de avena, 283.191 toneladas.

Opas. Las cifra aportadas por el Gobierno regional corroboran las malas expectativas expresadas en los últimos días desde las organizaciones profesionales agrarias. Al respecto, el presidente de Asaja en Castilla y León, aseguró que las causas de la reducción son el descenso en la superficie cultivada, el menor abono de los campos por los altos costes de producción y el tiempo desfavorable, con frío y escasas lluvias en esta primavera.

Asimismo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla y León afirmó que «las intensas lluvias del invierno, junto al descenso de los precios del cereal y los disparatados costes de producción», retrasaron este año la campaña de siembra, mientras que el coordinador regional de la Unión de Campesinos (UCCL), Jesús Manuel González Palacín, reclamó controles efectivos del precio de los factores de producción.

Finalmente, el coordinador regional de COAG, Aurelio Pérez, aclaró que «las prácticas agrarias no han sido las más adecuadas» por el exceso de agua durante la sementera y por el encarecimiento del gasóleo y los fertilizantes.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol