Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Burgos
Cortes en el cuello, las manos y el torax. Los hechos ocurrieron en el interior de un bar de la calle Clunia, sobre las 15 horas. La víctima fue dada de alta a las 19.30, tras suturarle varias heridas en Urgencias.

Intenta asesinar a su compañera con una botella y luego suicidarse

P.C.P./Burgos - miércoles, 23 de julio de 2003
Años de malos tratos y un hijo en común. V.A.C., albañil de Canicosa de la Sierra, fue encontrado con una soga al cuello dos horas después. Ella asegura que «trabaja para beber» y que le da «miedo».

Una mujer nacida en Marruecos y afincada desde hace años en Burgos fue víctima ayer de una brutal agresión a manos de su compañero sentimental, con quien tiene un hijo adolescente. Los hechos ocurrieron sobre las 15.00 horas en un concurrido establecimiento hostelero de la calle Clunia y varios testigos pudieron ver cómo V.A.C., intentaba matarla con una botella de vino. El presunto agresor, un albañil oriundo de Canicosa de la Sierra, fue encontrado con una soga al cuello, al parecer con la intención de suicidarse, lo que evitaron varias personas y una dotación policial.

«Yo he pensado que me venía la muerte», aseguró la víctima tras ser atendida en el servicio de Urgencias del Hospital General Yagüe y dada de alta sobre las 19.30 horas. Los médicos le suturaron varios cortes en la cara, el cuello, las manos, los brazos y el tórax. Según relató uno de sus allegados, «en la ambulancia tuvieron que entubarla porque las heridas eran profundas y estaba a punto de ahogarse en su propia sangre», detalló.

A la salida del centro hospitalario, la mujer avanzó su intención de acudir a casa para recoger unas cosas y después ir a Comisaría a interponer la denuncia contra él. «En una ocasión ya lo hice pero la retiré por miedo» y porque no quería que su familia conociera los malos tratos que lleva sufriendo, según relata, desde hace años. «También un día la policía me acompañó a un hotel para que me alejara de él». Sin embargo, la relación continuó. «He estado aguantando por mi hijo», rubrica.

Ayer la llevó a un bar para comer. Allí comenzaron a discutir. Instantes después, V.A.C. cogió una botella de vino de la barra, la rompió, agarró a su compañera de los pelos y comenzó a cortarla con el vidrio, según relataron testigos presenciales y la propia víctima. «Y gracias a un hombre que si no... Matábame», resume.

«Con los ojos morados». Ella atribuye los malos tratos a la bebida. «Siempre que viene a casa con los ojos morados tengo miedo» de un hombre que «trabaja para beber». Por eso ayer «solo quería escapar y marcharme hasta que se le pasara la borrachera», confiesa. Al final, acabó refugiada detrás de la barra del establecimiento hostelero, sangrando abundantemente.

La víctima asegura que su marido acaba de salir de prisión tras cumplir condena por agredir a un agente de la autoridad, extremo que no ha podido ser confirmado por este periódico. «Con todo lo que le he ayudado», se lamenta mientras se toca el mentón, con la ropa aún salpicada por la sangre. Ella duda incluso de la veracidad de su intento de suicidio. «Si quiere matarse se va a casa, no lo hace en plena calle», concluye.

EN LAS ESTADÍSTICAS

Tres a la semana. Aunque en pocas ocasiones trascienden casos de extrema gravedad, Burgos encabezó en 2002 la estadística regional de delitos por malos tratos en el ámbito familiar, con tres por semana. Según las cifras del Ministerio del Interior, se cometieron 143 de los 421 -377 mujeres y 44 hombres- conocidos en toda Castilla y León. Por edades, las mujeres que más padecieron malos tratos fueron las de entre 31 y 40 años, con 121 casos registrados; seguidas de las que tenían entre 21 a 30 años (89); de 41 a 40 (83); y de 51 a 64 (43).

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Baloncesto
San Pablo Inmobiliaria 97 Quesos Cerrato 71 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol