Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

#

Los lectores opinan

Completa el formulario y haznos llegar tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital y/o en la edición impresa de Diario de Burgos.


#

Educación

Ver como tarde tras tarde se hace la hora de cenar y no has podido jugar porque has tenido que hacer un montón deberes, debe de ser bastante frustrante para un niño. Un niño necesita jugar para su correcto desarrollo. Salir de la cueva. Los deberes los privan de su tiempo de ocio y de entretenimiento, ya que los aíslan del entorno. Un entorno que avanza mientras ellos están cerrados haciendo deberes.

Con el ritmo de vida que tenemos, es casi imposible que los padres puedan compaginar su agenda laboral para poder ayudar a su hijo a hacerlos. Los padres no tienen ninguna obligación de ejercer como profesores y ayudar a entender al niño aquello que no ha entendido en clase. En caso de no poder estar por el niño, tienen que vaciarse el bolsillo y pagar un profesor particular o academia para que ayude a su hijo a hacer los deberes.

Traer deberes a casa es como las horas extras en el trabajo. Es incomprensible que lo que los adultos reclamamos por derecho, no se les conceda a los pequeños de la casa. Lo más grave, es que estos niños tienen su derecho al descanso según el artículo 31 de la convención de los derechos del niño. Mi primo de 7 años se pasa más de tres horas haciendo deberes. ¿Qué descanso tiene? Una cosa es hacer veinte minutos, se puede entender o no, pero tres horas no se pueden encajar por más que se intente. Tendría que haber una relación entre la edad y maduración del niño y la cantidad y la calidad de los deberes.

La sociedad evoluciona. Por lo tanto, los deberes también lo tienen que hacer. Se tienen que adaptar a los nuevos tiempos y dejar atrás esto de pasar horas y horas copiando enunciados, copiando páginas enteras de un libro y haciendo resúmenes. Estos antiguos valores pedagógicos no dejan lugar para poder potenciar la creatividad o el emprendimiento del niño, sino todo el contrario. Crean niños dependientes e inseguros que no pueden decidir cuándo jugar y cuando estudiar, porque una parte de su tiempo está dedicado a hacer los deberes. Niños que no se forman con buenos hábitos porque parte de su niñez gira en torno al montón de deberes que tendrán que hacer cuando lleguen a casa.

David Martínez Costa | 14/12/2017
> Haz tu comentario
Introduce el texto que aparece en la imagen:
Apodo Correo electrónico* Web
Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de Diario de Burgos.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • Diario de Burgos se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
#
Envíanos tu colaboración

Queremos que nos cuentes tu experiencia. Envíanosla y la publicaremos cuanto antes.

  • Lun 23
  • Mar 24
  • Mié 25
  • Jue 26
  • Intervalos nubosos con lluvia escasa
  • Intervalos nubosos con lluvia escasa
  • Nuboso
  • Muy nuboso
  • 21º/
  • 22º/ 10º
  • 19º/
  • 14º/
  • 90%
  • 55%
  • 25%
  • 15%
  • 15 km/h
  • 0 km/h
  • 25 km/h
  • 20 km/h
Icalnews
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol