Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

135 fusilados en La Pedraja reposan ya en un panteón de Villafranca

L.S. (Ical)-J.A.H./Villafranca - domingo, 2 de noviembre de 2014
Las familias custodiaron y trasladaron a sus padres, abuelos, tíos y hermanos hasta su descanso en el cementerio de Villafranca Montes de Oca. - Foto: Jesús Alcalde de Hoyos
Los restos de los asesinados fueron exhumados de las fosas comunes y sus familias pudieron ayer darlos sepultura casi 80 años después de las siniestras "sacas" que se llevaron la vida de centenares de personas

 
 
La Agrupación de Familiares de las Personas Asesinadas en el Alto de Valbuena, junto a unos 150 familiares de las víctimas, rindió homenaje a las 300 personas que, se estima, fueron allí fusiladas, trasladando sus restos hasta el cementerio municipal de Villafranca Montes de Oca.
José María Martínez, impulsor de la Agrupación, coordinador y artífice de los trabajos de exhumación que se han practicado en el paraje junto con la colaboración técnica de Aranzadi, manifestó la conclusión de los mismos con su depósito en un panteón del camposanto de la localidad.
El lugar de reposo ha tenido un coste de 14.000 euros que han sido sufragado con fondos de la Agrupación, que reclamó «ayudas públicas» para seguir buscando a las cerca de 170 personas que siguen desaparecidas en este enclave de la provincia burgalesa. 
Martínez incidió en que no ha recibido ayuda institucional alguna a pesar de haber solicitado el apoyo de la Junta de Castilla y León, que fue denegado, por lo que demandó apoyo económico a los presentes para hacer frente a los gastos generados.
 Desde hace más de tres décadas, los familiares de los desaparecidos se reúnen cada primero de noviembre en el monolito erigido para recordar a los suyos. Junto a él se fueron acumulando los restos de 135 personas. A su lado, los suyos, emocionados por haber conseguido lo que para muchos era un sueño.
 Rafael Martínez era uno de ellos. De la mano de su hermana, cinco años menor que él, este anciano de 92 años sostenía una foto de su padre junto al monolito. «Vivíamos en Briviesca, mi padre tenía 42 años cuando lo fusilaron y yo trece y me acuerdo perfectamente de aquel día. Era un 3 de octubre. No se me olvida», contó. 
El paso del tiempo no ha borrado aquella tarde de 1936. «Aquello fue horrible. Lo hemos superado y ahora estamos dando gracias por haber encontrado los restos de nuestro padre. Otros no han tenido tanta suerte, los pobres», terminó este vecino.
 
Nombre y apellidos. El nieto de Saturnino Gracia también acudió a La Pedraja para rendir homenaje a su abuelo. «Era pelotari, militante socialista y fue asesinado en el año 1936», indicó muy emocionado mientras sostenía un cuadro de su abuelo con el traje con el que solía darle a la pelota vasca. Alegre y contento, el descendiente de este vecino de Castañares de la Rioja (La Rioja) lamentó «que en un país que presume de estar tan avanzado siga habiendo fosas comunes con miles de personas». «Este país tiene una cuenta pendiente y ningún gobierno ha hecho nada», acusó.
 Luis Casaval es otro de los familiares que ayer conjugó las lágrimas y las sonrisas. A sus 78 años, este vecino de Burgos contó a los medios lo «feliz» que se sintió al poder sostener la caja con los restos de su padre. «Yo tenía diez meses cuando mataron a mi padre y a tres de mis tíos. Quedamos 16 primos sin padre», afirmó. La vida no fue fácil desde aquel momento pero hoy se siente «un poco recuperado». «Siento mucha alegría por haberlos encontrado, pero mucha pena también», apostilló.
 
apoyo de tudanca. El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, también se dirigió al público prometiendo que «seguiremos apoyando actos como el de hoy -por ayer-», y se preguntó «por qué la Junta de Castilla y León y la Diputación no han apoyado estas actuaciones demandadas incluso por Naciones Unidas porque son un derecho para todos quienes desean manifestar su recuerdo de aquellos que fueron asesinados por el franquismo». Tudanca terminó recordando que hay personas acusadas de crímenes durante el franquismo por una jueza argentina.
La Sociedad de Ciencias Aranzadi, terminado el acto de homenaje, se encargó de trasladar los osarios. Las urnas que contenían ropajes y otros restos hallados junto a los osarios también fueron depositándose en el panteón del cementerio, mientras, uno a uno, se leyeron los 135 nombres de las personas identificadas. Otros siguen esperando.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Real Madrid 2 Barcelona 0 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol