Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

20 de noviembre de 2018

Sanidad expedienta a 39 restaurantes en 5.400 inspecciones

R.L. - sábado, 1 de septiembre de 2018
Sanidad expedienta a 39 restaurantes en 5.400 inspecciones - Foto: Beatriz Montero
En los establecimientos afirman que los controles de las barras de pinchos son más exhaustivos desde primavera. La infracción más habitual es por falta de una higiene adecuada

Los inspectores de Sanidad han realizado un total de 5.417 visitas a los bares y restaurantes de la capital y la provincia en lo que va de año. De ellas, 39 han derivado en la incoación de expedientes, lo que supone menos del uno por ciento. Los hosteleros han notado cómo estos controles se han vuelto más exhaustivos desde hace unos meses. «Había cosas que pasaban un poco por alto y ahora se han puesto encima de ello. Antes te ponían una advertencia y ahora lo tienes que cambiar sí o sí», afirma Enrique Mata, directivo de la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería.
Hasta el martes pasado, los 39 expedientes se debían, principalmente, a la detección de unas condiciones generales de higiene no adecuadas en los establecimientos. El resto de infracciones han consistido en irregularidades en el autocontrol, es decir, que faltaba la documentación o estaba incompleta; en no comunicar el inicio de la actividad; irregularidades en el etiquetado; y problemas estructurales en suelos, paredes o puertas.
La Junta de Castilla y León ha realizado en total 5.417 visitas, de las que 3.827 fueron a bares y 1.590 a restaurantes. Estas cifras, comparadas con las del censo con el que se maneja la Administración regional (1.996 bares y 760 restaurantes), indican que los inspectores han acudido de media dos veces a cada establecimiento en los ocho primeros meses del año.
A lo que más prestan atención los técnicos es a las barras de pinchos. Estos tienen que estar refrigerados, permanecer dentro de las vitrinas y no pueden quedar al alcance de los clientes. Es en este aspecto en el que los hosteleros han apreciado más el incremento de los controles. Desde la federación del sector opinan que se trata de «un bien para todos», ya que tener las tapas protegidas evita su contaminación por insectos o estornudos, por ejemplo.

[más información edición impresa]

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD