Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Revolución golosa en Belorado

J.Á.G. - viernes, 15 de diciembre de 2017
Además de esmerarse en la producción de sus alabadas trufas de chocolate, las monjas cuidan mucho la presentación de sus productos. - Foto: Valdivielso
Las clarisas franciscanas de Nuestra Señora de la Bretonera elaboran en su obrador uno de los mejores chocolates de Europa. Las trufas, bombones y otros productos han conseguido un reconocimiento nacional e internacional por su gran calidad

Entre salmos, maitines y oficios la docena de monjas clarisas de Belorado llevan unos años revolucionando el mundo del chocolate. Elaboran con mimo y esmero trufas, bombones, rocas, palitos... y otros dulces de alta gama que incitan a la gula. Con su venta contribuyen al mantenimiento de este monasterio y ayudan a los muchos gastos del convento de la orden en Derio (Bilbao).

> Comentarios - 2

  • kike 16/12/2017 15:40:33

    Pués a ver si pagan impuestos como los demás, para estar en igualdada de condiciones a nivel de inspecciones de trabajo y demás...

  • Juan M 16/12/2017 13:54:55

    Viva las monjas y sus golosos hobbies

> Haz tu comentario Nombre/Apodo Correo electrónico*
Acepto el Aviso Legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de Diario de Burgos.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • Diario de Burgos se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
  • Grupo Promecal
    Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
    Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol