Los corzos capturados se multiplican por 5 en 15 años

B.A. - domingo, 10 de febrero de 2019
Los corzos capturados se multiplican por 5 en 15 años
Desde la Junta reconocen que existe un importante incremento de estos animales en la comarca de la Ribera debido a diferentes causas, entre ellas la falta de depredadores naturales

El número de ejemplares de corzos en la comarca de la Ribera ha crecido considerablemente durante los últimos años, así lo reconocen desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, que tildan de «muy significativo» el aumento de este animal. De hecho, afirman que la cifra de corzos capturados se ha multiplicado en esta zona por cinco durante los últimos quince años. 
Unos datos que son extrapolables al resto del territorio de la provincia de Burgos, donde el crecimiento se ha experimentado de forma proporcional. «Se ha pasado de capturar unos 700 ejemplares de corzo macho en la campaña 2002-2003 a superar los 3.500 en la 2016-2017, cifra que se mantiene en la actualidad», señalan desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente, desde donde explican que los datos son similares si se atiende a los datos que ofrece la captura de hembras. 
Por otro lado, analizando la evolución a nivel provincial de los cupos autorizados de macho y hembra frente a la evolución de capturas se estaría hablando de que en la temporada 2002-2003 los permisos de corzos y capturas estaban en valores de cerca a los 2.000 y en la temporada 2016-2017 se acercaron a los 5.000, según desvelan las mismas fuentes. 
El crecimiento del número de corzos en la comarca de la Ribera y en el resto de la provincia viene motivado por una serie de circunstancias y se está produciendo fundamentalmente durante los últimos veinte años. «Queda constatado de que existe un incremento de la especie en los últimos 15-20 años y que se debe a diversos factores. Los más específicos se pueden deber al aumento que experimentan las hembras con respecto al aprovechamiento que se realiza. Es importante cumplir con los datos que el plan cinegético refleja sobre capturas de las hembras para no entrar en desequilibrios de población importantes», señalan desde la Junta. 
Otro de los factores que son importantes para poder entender este notable aumento es la falta de depredadores naturales de la especie y que supone una alteración en la pirámide de población adecuada. «Podríamos mencionar la evolución de la vegetación debido al menor uso agroganadero motivado por la despoblación de las zonas rurales», explican desde este servicio. 
Respecto a como puede afectar su mayor presencia al resto de animales y vegetación que hay presentes en la Ribera, desde la Junta señalan que dependiendo del punto de vista que se analice el crecimiento de una especie altera las condiciones del medio en un sentido o en otro. «Si nos referimos al daño que puede ocasionar una sobrepoblación para ciertos cultivos, puede llegar a ser una alteración de carácter negativo. Hacen daños a ciertos cultivos, por ello hay que mantener las poblaciones y cumplir con los datos previstos en los planes cinegéticos, por ejemplo», explican desde Medio Ambiente.
Durante los últimos años se han ido presentando ante las diferentes administraciones quejas por daños ocasionados por esta especie en los cultivos. «Referente a la zona de la Ribera existen solicitudes de control de la especie para evitar daños en las fincas que tienen plantados viñedos. Solicitudes que son atendidas y autorizadas si se constatan esos daños que se denuncian y no hay ningún otro impedimento legal», afirman las fuentes consultadas. 
La Junta de Castilla y León regula y controla esta situación mediante la siguiente legislación aplicable: la Ley 4/94 de Caza de Castilla y León; la Ley 1/1970 de 4 de abril, de caza; y varios artículos del Código Civil, además de un decreto. Desde la administración regional aseguran que «la Junta de Castilla y León vela por el cumplimiento de la legislación expuesta anteriormente. Se conceden los controles poblacionales por daños que procede, se vela por el cumplimiento de los planes cinegéticos, etc». 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD