Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

El convenio del desvío cumple 20 años

Á.M. - lunes, 12 de febrero de 2018
Los vecinos de la zona Sur, que pronto verían su distrito cosido al del resto de la ciudad, celebraron a pie de vía el paso del último tren (un Altaria) que circulaba por el antiguo trazado. La imagen se tomó el 14 de diciembre de 2008. - Foto: Valdivielso
Sacar el tren del centro ya ha costado más de 140 millones a la ciudad y aún está por ver si Fomento reclama parte del resto del sobrecoste (unos 60 millones más para Burgos). Valladolid se acaba de sacudir esa amenaza

El 13 de enero de 1998 se firmó en Burgos uno de los convenios más trascendentes y polémicos de la historia de la ciudad: el del desvío ferroviario. Sin un proyecto serio que sostuviera la estimación, se estipuló que desviar el tren costaría 114 millones de euros, de los que el Estado pagaría la mitad y el resto se lo repartían a partes iguales entre la Junta y el Ayuntamiento. La ciudad se quedaría con el suelo liberado (terreno para viviendas, sobre todo) pero asumía la totalidad del sobrecoste de la obra. Sin límites. Sin planos. Sin juicio. Cuantos estuvieron en aquella negociación o al cabo de los términos de la misma coinciden en señalar que había que tomar decisiones rápidas y efectivas, así acabaran siendo lesivas en años venideros.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD