"La Junta no ha tomado medidas desde la manifestación"

A. del Campo - jueves, 10 de enero de 2019
Félix Díez, Laura Domínguez y Andrés Gonzalo, en la conferencia. - Foto: A. del Campo
La procuradora de Podemos, Laura Domínguez, afirma en Aranda que el "modelo de recortes del PP" ha llevado a la sanidad rural a "esta situación de alarma"

«Desde que Aranda hizo la manifestación en defensa de la sanidad no se ha tomado ninguna medida por parte de la Junta. Hace mes y medio todos los grupos políticos en las Cortes se reunieron, incluido el PP, con el consejero de Sanidad para abordar la problemática de falta de personal en el hospital Santos Reyes y desde ese momento no ha habido ninguna medida». Así de contundente se mostraba la procuradora de Podemos, Laura Domínguez, en la charla que ayer impartió su partido en Aranda.

Para la representante de la formación morada «es evidente que hay un problema de falta de médicos de familia y de especialistas en hospitales comarcales». Para ella la solución pasa por hacer que los profesionales se queden en el medio rural y eso «solo se puede conseguir con medidas que hagan esas plazas atractivas». Algo que según señaló no ha logrado el PP a pesar de «conocer el problema desde hace años». Laura Domínguez hizo alusión «al proceso de privatización del hospital de Burgos» como ejemplo más gráfico de la política liberal del PP pero también «a todo el proceso de recortes durante los últimos diez años que ha llevado a la sanidad rural a una situación de alarma».

Ante las críticas que el PP lanza al Gobierno de Sánchez, en Podemos tienen claro que «el problema es de gestión de recursos del PP en Castilla y León. Echar balones fuera no tiene sentido». La formación morada recuerda que «en Burgos se eliminaron plazas MIR y de enfermería y esto no solo es competencia estatal». «Hasta hace unos años que se recortaron los MIR en hospitales comarcales, en la Comunidad había plaza de médicos internos residentes», recuerda el otro procurador de Podemos presente en la charla, Félix Díez.

El político de la formación morada es tajante a la hora de buscar explicación a las acusaciones de los conservadores al actual Gobierno: «El PP de Aranda tiene miedo a que los problemas sanitarios le pasen factura en las elecciones. La alcaldesa, Raquel, es cómplice de la gestión del PP de Castilla y León porque viene apoyando, al igual que el procurador y además concejal, Máximo, la política del PP durante estos ocho años y esa es la política que ha dejado a Aranda sin especialistas».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD