Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

El nuevo remonte de Lunada sumará 1,2 kilómetros de descenso

A.C. - jueves, 6 de diciembre de 2018
El nuevo remonte de Lunada sumará 1,2 kilómetros de descenso
La concesionaria de la estación de esquí de Las Machorras ha invertido 20.000 euros en equipos y mantenimiento esta temporada

Si la pasada temporada, la estación de montaña de Lunada comenzó con tan solo un remonte, el número 3, de 430 metros de longitud, que permitía un descenso de algo más de medio kilómetro, y en marzo sumó un segundo remonte, el 4, de 500 metros, con un descenso similar, la nueva temporada arrancará con la posibilidad de realizar descensos de 1.200 metros con la puesta en funcionamiento de un tercer remonte ubicado en la zona más alta de la estación y en la ladera con más nieve. Juan Carlos Torres, máximo responsable de las instalaciones mira estos días al cielo a la espera de la ansiada nieve y de que los nuevos medios hagan de esta temporada una de las mejores desde que Snow Mountain comenzó a gestionar Lunada en 2014.
En total, la estación tiene a punto tres telecuerdas para debutantes, uno de los cuales se estrena para posibilitar a los esquiadores más experimentados acercarse con comodidad desde el aparcamiento de vehículos hasta los remontes 3 y 4. Ascendiendo por cualquiera de ellos se podrá acceder al nuevo, el número 1, un equipo que ha sido totalmente renovado y llevaba cuatro temporadas sin entrar en funcionamiento. Si todo va bien, los gestores de Lunada también planean poner en marcha uno más, en el mes de enero, el número 2, con lo que todas las infraestructuras de la estación estarían a punto.
La empresa Snow Mountain, que lleva varias temporadas tratando de poner a punto y renovando todos los equipos para que cumplan las más estrictas normas de seguridad, ha invertido esta temporada otros 20.000 euros. Ahora solo falta la nieve y es que como explica Juan Carlos Torres, los gestores de las estaciones de esquí «somos los agricultores de invierno, siempre mirando las previsiones».
La cafetería y restaurante de la estación de Lunada ya abrió el pasado fin de semana y lo hará durante todos los días del puente para los amantes del senderismo que tienen en los valles pasiegos un paraíso en el que disfrutar de la naturaleza y la montaña. No se espera nieve y si llega, Torres solo desea que no sea durante los fines de semana, dado que el pasado año el mal tiempo y las nevadas durante los días de descanso dieron como resultado una mala campaña.
Si las nevadas son «excepcionalmente grandes», el responsable de Lunada admite que «vamos a pedir ayuda a las instituciones, al Ayuntamiento de Espinosa, la Diputación y la Junta de Castilla y León, porque la viabilidad económica de la estación no permite realizar el gasto que supone limpiar los 2,5 kilómetros de acceso». «Lunada tiene una viabilidad muy justa porque estaba en muy malas condiciones y ha requerido muchos gastos, por lo que podríamos precisar la ayuda de las administraciones», añade. Asimismo, desde Snow Mountain trabajan para que las administraciones construyan una balsa de agua que podría servir para alimentar cañones de nieve y a la vez suministrar a las cabañas de la zona más alta de Lunada y servir como punto de abastecimiento para camiones autobomba o helicópteros en caso de incendio.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD