Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

22 de junio de 2018

Tierra de escombro

L.M. - jueves, 15 de febrero de 2018
Andrés (i.) y Rodrigo conviven a diario en la Granja Palomares con la basura y con el viejo secadero. - Foto: Jesús J. Matías
Vecinos de la Granja Palomares y del barrio de Cortes denuncian la proliferación sin control de vertederos y basureros en plena naturaleza, junto al pinar, y en mitad del casco urbano

Si uno sube hasta la Granja Palomares, en las traseras del barrio El Crucero, se puede encontrar multitud de vertederos ilegales repartidos a lo largo y ancho del territorio, junto a la A-1 y a escasos metros del pinar de Cortes, uno de los pulmones de la ciudad. Ángel y Rodrigo son 2 de los 10 vecinos que aún habitan en este enclave de manera regular y llevan años denunciando la proliferación de dichos 'puntos negros', donde se vierten residuos de construcción, colchones, sofás, garrafones de plástico o se vislumbran restos del botellón. Son muchos los jóvenes que suben andando hasta este lugar y acceden saltando el muro de hormigón -no hay otra opción, está completamente cercado- al antiguo secadero de embutidos, levantado por Campofrío en los 60 y que lleva dos décadas abandonado.

> Comentarios - 2

  • Diego 15/02/2018 18:49:09

    Punto limpio o vertedero, cabr.... para lo q que queremos si tenemos dinero.Para pagar algo por la gestión de VUEstros residuos no.q lo pague el planeta.Muy bien

  • RC 15/02/2018 14:57:20

    Ub aplauso a los jóvenes que se van de botellón hasta allá. En la época de sus papis se podían poner morados de vino en bares o locales, ahora parece que se tienen que ir hasta Quintanapalla para tomar cuatro calimochos...

> Haz tu comentario Nombre/Apodo Correo electrónico*
Aviso Legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de Diario de Burgos.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • Diario de Burgos se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
  • Grupo Promecal
    Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol