Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Tierra de escombro

L.M. - jueves, 15 de febrero de 2018
Andrés (i.) y Rodrigo conviven a diario en la Granja Palomares con la basura y con el viejo secadero. - Foto: Jesús J. Matías
Vecinos de la Granja Palomares y del barrio de Cortes denuncian la proliferación sin control de vertederos y basureros en plena naturaleza, junto al pinar, y en mitad del casco urbano

Si uno sube hasta la Granja Palomares, en las traseras del barrio El Crucero, se puede encontrar multitud de vertederos ilegales repartidos a lo largo y ancho del territorio, junto a la A-1 y a escasos metros del pinar de Cortes, uno de los pulmones de la ciudad. Ángel y Rodrigo son 2 de los 10 vecinos que aún habitan en este enclave de manera regular y llevan años denunciando la proliferación de dichos 'puntos negros', donde se vierten residuos de construcción, colchones, sofás, garrafones de plástico o se vislumbran restos del botellón. Son muchos los jóvenes que suben andando hasta este lugar y acceden saltando el muro de hormigón -no hay otra opción, está completamente cercado- al antiguo secadero de embutidos, levantado por Campofrío en los 60 y que lleva dos décadas abandonado.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD